Porsche pierde un 14% de facturación y admite que le afecta la crisis

Porsche registró una facturación de cerca de 3.000 millones de euros durante los seis primeros meses del ejercicio fiscal 2008-2009, lo que supone un retroceso del 14,3% en comparación con la cifra de negocio del año fiscal precedente, informó hoy el presidente de la compañía, Wendelin Wiedeking, durante la junta general de accionistas.

El máximo responsable de la empresa de Stuttgart, primer accionista del consorcio Volkswagen, reconoció que Porsche no ha podido escapar a la difícil situación económica internacional, que ha repercutido de forma negativa sobre su cifra de negocio semestral.

Asimismo, Wiedeking señaló que sus matriculaciones de vehículos en los seis primeros meses del año fiscal 2008-2009 se situaron en unas 34.000 unidades, lo que se traduce en una reducción del 27,3% en comparación con los datos del mismo periodo del año anterior.

El presidente de Porsche avanzó que los resultados económicos definitivos de la compañía correspondientes al primer semestre no se presentarán oficialmente hasta el próximo mes de marzo, puesto que las cuentas de Volkswagen del último trimestre de 2008 todavía están siendo revisadas y no están disponibles aún.

Por otro lado, Wiedeking explicó que la evolución de la facturación de la firma durante la primera mitad del ejercicio fiscal se debe, entre otros motivos, al cambio en el mix de producto. Así, la firma resaltó que la cuota de la gama Boxster ha reducido "significativamente".

De esta forma, la compañía comercializó 13.500 unidades de sus modelos 911 en la primera mitad del año, lo que supone un descenso del 17%. Porsche matriculó en los seis primeros meses del ejercicio 16.600 unidades de su todoterreno Cayenne, lo que se traduce en un retroceso del 19,5%.

Por regiones, las ventas de la firma automovilística en Alemania entre agosto de 2008 y enero de 2009 alcanzaron 4.150 unidades, lo que representa una caída del 26,2%, mientras que en Norteamérica la empresa matriculó 11.850 unidades, 26,8% menos. En el resto de mercados, Porsche entregó 18.000 unidades, un 27,7% menos.

Un nuevo museo con más de 200 objetos de culto

Por otro lado, la compañía alemana ha inaugurado en su sede central el nuevo Museo Porsche, que abrirá sus puertas al público el próximo 31 de enero. El presidente de la empresa señaló que con este nuevo punto de encuentro su empresa da "la bienvenida" a sus clientes de todo el mundo.

Este centro cuenta con una exposición de 5.600 metros cuadrados y en él se exhiben 80 vehículos históricos y más de 200 objetos de exposición de la historia de la compañía. Asimismo, esta instalación cuenta con amplias áreas para conferencias y con un restaurante en la zona de exhibición.

"No utilizaremos el museo solamente para la exhibición, sino como una plataforma de comunicación permanente, que es parte integral del diálogo constante que Porsche mantiene con el público", añadió el presidente de la compañía.