Crisis financiera

El banco Dexia anuncia 3.000 millones en pérdidas en 2008

El grupo bancario franco-belga Dexia ha anunciado hoy una pérdida neta estimada de 3.000 millones de euros en 2008 y la supresión de 900 empleos para el año 2009 en el marco de "un plan de transformación".

Tras darse a conocer estos primeros resultados, la cotización de la entidad fue suspendida en las bolsas de Bruselas y París. Dexia planea una reducción de gastos de 200 millones de euros, para lo que entre otras medidas se reducirá el sueldo de los máximos ejecutivos, que además no recibirán primas.

También va a plantear a los accionistas la supresión, de manera excepcional, del dividendo correspondiente a 2008.

Los 3.000 millones de pérdidas se deben en gran parte al último trimestre de 2008, cuando Dexia registró unas pérdidas netas de alrededor de 2.300 millones de euros.

"Este resultado se debe a dos elementos", según un comunicado del grupo, que explica la venta de las actividades aseguradoras de la filial estadounidense FSA, que generó una pérdida de 1.700 millones de euros y calcula que otras medidas extraordinarias y depreciaciones por la crisis financiera hicieron caer el beneficio en otros 1.200 millones.

A partir de esos resultados, el grupo deduce que el ratio de solvencia Tier 1 (que mide los fondos de primera calidad) se mantuvo en torno al 10% en diciembre 2008.

Dexia presentará hoy a los interlocutores sociales el plan de suprimir 900 empleos en 2009.

Dentro de su plan de transformación, Dexia planea dejar de operar en Australia, Europa del Este, México, India y Escandinavia