Aerolíneas

El plan director de Iberia prevé mejoras operativas para lograr 480 millones

El grupo Iberia ganó 32 millones en 2008 y se compromete a repetir beneficios este año. Sin embargo, el año pasado tuvo pérdidas operativas de 79 millones, circunstancia que se repetirá en el ejercicio en curso. La compañía presentó ayer el plan director hasta 2008, en el que prevé lograr eficiencias por valor de 480 millones.

El plan director de Iberia para el trienio 2009-2011, presentado ayer a los analistas por la compañía, prevé lograr eficiencias en los diferentes negocios, aéreo, mantenimiento y servicios aeroportuarios, por valor de 480 millones. Las iniciativas de mejora se aplican al control de costes y a la mejora de la productividad.

Entre las medidas que se van a implementar se incluyen iniciativas tales como la mejora del funcionamiento del centro de distribución de tráfico de Madrid-Barajas, la ampliación de las iniciativas estratégicas para convertir Madrid en polo de mantenimiento aéreo de nivel mundial o la reforma de las retribuciones del equipo directivos.

Con el impacto de estas actuaciones Iberia espera conseguir un Ebit de 450 millones en el ejercicio de 2011.

La fusión con British entra en la fase de discusión del valor de canje y definición del órgano de gobierno

La compañía anunció los resultados provisionales correspondientes a 2008. Su beneficio operativo ha sufrido una caída del 90% a causa de la crisis global y los altos precios del crudo con pérdidas operativas de 79 millones frente a los 267 millones de 2007. El beneficio neto fue de 32 millones. Los ingresos cayeron un 1,3% para situarse en 5.450 millones.

A pesar de esta tendencia negativa, el presidente de Iberia, Fernando Conte, aseguró: 'Creemos que 2009 va a ser el decimocuarto año consecutivo con un beneficio neto'. Su optimismo se apoya precisamente en las medidas adoptadas en el Plan Director 2009-2011.

En su intervención Conte señaló que para hacer frente a la recesión en España y el resto de Europa, la línea aérea recortará su oferta de vuelos en un 1,7%. El ajuste se centrará sobre todo en las rutas domésticas y europeas.

Conte se mostró cauto al ofrecer detalles sobre el proceso de fusión con British Airways. Aseguró que en estos momentos están negociando el valor de canje y el gobierno de la futura empresa. Advirtió, no obstantes que Iberia 'tendrá en cuenta' el fondo de pensiones de la británica.

También destacó las sinergias en cuanto a ingresos y costes que se producirían en el caso de que la fusión se lleve a cabo. 'Si sale adelante será positiva para las dos'.

Ante las recientes dudas que expresó el socio británico sobre las condiciones de integración, el directivo afirmó que 'todos sabemos donde está cada quien'. Añadió que un cambio de alianzas en caso de que la integración se frustrara no sería positiva, pero argumentó que Iberia ha estudiado en profundidad su posicionamiento con respecto a las otras grandes alianzas de transporte aéreo en Europa. 'En términos generales, el resultado de una integración en otras alianzas sería similar desde un punto de vista puramente técnico y financiero', dijo, aunque añadió que antes de romper una alianza 'hay que pensárselo dos veces'.

En cuanto a la fusión entre Vueling y Clickair, en cuya compañía resultante Iberia debería contar con una participación del 45%, Conte indicó que la nueva aerolínea iniciará previsiblemente sus operaciones a 'mediados' de este año.

La presentación del plan director fue recibida con una subida del 3,8% de la cotización de las acciones hasta los 1,92 euros. Los títulos oscilaron entre un precio máximo de 1,93 euros y un mínimo de 1,85 euros.

Amplia batería de medidas

El director comercial de Iberia, Manuel López Colmenarejo, dijo ayer durante la presentación del Plan Director que esta guía estratégica permitirá al negocio aéreo incrementar los ingresos en más de cien millones, ahorrar 86 millones gracias a la reducción de costes y obtener 183 millones con la optimización de la red y la capacidad. Advirtió, no obstante que todos esos reajustes pueden ser modificados si empeora la situación del mercado, pero 'tenemos flexibilidad suficiente para abordar el cambio'.

Durante el periodo de duración del Plan el crecimiento de la demanda será superior al de la oferta, con lo que la ocupación volverá a situarse en un nivel similar al de 2007 que fue del 81,7%.

En el negocio de mantenimiento el objetivo es crecer en segmentos como el de motores o componentes, y mejorar el servicio al cliente, con el objetivo de mejorar la rentabilidad de esta unidad de negocio en un 8,3% hasta 2011.

Iberia espera que en 2011 el área facturará 885 millones, un 8,7% más, y mejorará en un 5,7% su productividad.

En servicios aeroportuarios Iberia confía que en 2011 volverá a la senda de rentabilidad. En 2008 se perdieron 22 millones en este negocio.