'Telecos'

Telefónica eleva el dividendo para dar una señal de fortaleza a la Bolsa

Telefónica ha analizado sus resultados del último año y su presupuesto para 2009, y ha llegado a una conclusión: tiene margen para lanzar un mensaje de fortaleza al mercado. Y así lo ha hecho. La operadora elevará el dividendo con cargo a 2009 por encima de lo esperado. Cada acción cobrará 1,15 euros, un 15% más. El desembolso rondará los 5.200 millones.

Telefónica.
Telefónica.

Nokia ha recortado su dividendo para el año entrante y es muy posible que Telenor llegue a eliminarlo totalmente. Y eso sólo en los primeros días de la temporada de publicación de resultados y limitado al sector de telecomunicaciones. Las nubes en el horizonte y la lluvia que ya cala en muchos estados financieros han disparado la prudencia y la necesidad de guardar en caja el máximo efectivo. Pero también ha llevado a las empresas que pueden hacerlo a intentar marcar distancias con el resto y lanzar al mercado un mensaje totalmente distinto.

Telefónica se ha situado en este segundo grupo. El dividendo de su millón y medio de accionistas no está amenazado. Es más, la operadora quiere que tengan la seguridad de que será mejor que el del último año. La subida es del 15%, desde el euro por acción que se está cobrando con cargo a los resultados de 2008 -el segundo pago de 50 céntimos llegará en mayo-, a los 1,15 euros que se recibirán con cargo a 2009, según la decisión tomada ayer por el consejo de administración de la compañía.

Es cierto que la subida del dividendo es la menor de los últimos años, puesto que en 2008 el alza fue del 33,3% y del 25% el ejercicio anterior, pero también que los 1,15 euros que se pagarán finalmente están por encima de lo que esperaba el mercado. 'Antes del anuncio, el consenso estaba en 1,12 euros', reconoce la sociedad de valores Fidentiis.

El millón y medio de accionistas de la operadora cobrará un 15% más

TELEFÓNICA 7,72 -0,21%

A la vez, Telefónica se está comprometiendo con pagos que no son inmediatos, ya que, como de costumbre, el dividendo se abonará en dos tramos. El primer desembolso se hará a finales de este año y el segundo llegará en la primavera de 2010. Es decir, el presidente de la operadora, César Alierta, percibe un horizonte claro a más de un año vista, con la consiguiente señal de confianza que ello implica, y eso pese a que la economía mundial se enfrenta a una de las peores recesiones de la historia.

La decisión de elevar el dividendo se ha tomado de forma meditada. La compañía ha esperado a analizar la evolución de los resultados de 2008 y a cerrar el presupuesto para 2009. Lo que ahí se ha visto ha tranquilizado a la cúpula directiva y les ha convencido de que Telefónica tiene margen para mejorar la retribución a los accionistas.

Lo determinante ha sido el flujo de caja libre, el segundo mayor del índice Euro Stoxx 50, sólo por detrás de Arcelor Mittal, y muy por encima de otras telecos. Con esta partida en crecimiento, pese a las caída del consumo, y sin compras a la vista, Telefónica ha decidido demostrar que su prioridad para disponer de la caja es la remuneración al accionista. Y es que, con el número de acciones que tendrá en circulación en ese momento, el desembolso para pagar 1,15 euros de dividendo por título ronda los 5.200 millones. Esta cifra representa el 69% de los beneficios previstos para 2008 y el 65% de los de 2009, según el consenso recogido por Bloomberg. La cifra a desembolsar es la mayor que se destina a dividendo entre las compañías españolas.

La subida de la remuneración al accionista pretende calar en dos estados de ánimo. El financiero, con el mensaje de que los resultados son buenos y por eso hay disponibilidad de fondos, y el bursátil. Telefónica se ha visto penalizada en Bolsa en el arranque del año más allá que otras operadoras europeas, sin que en la española encuentren justificación para ello. A este sector va destinada la cifra del 8% de rentabilidad por dividendo en la que se sitúa Telefónica con el aumento del dividendo, una cuantía superior al resto de las telecos. Esta medida, sin embargo, está algo denostada en los últimos tiempos dado que el porcentaje es mayor cuanto menor sea el precio de las acciones, y eso no tienen por qué ser una buena noticia.

¿Más recompras?

Desde la llegada de César Alierta a la presidencia de Telefónica las demostraciones de que la remuneración al accionista está en primer lugar han sido muchas. De hecho, en octubre elevó su plan de recompra de acciones para 2008. Este plan ha terminado, pero se espera que se vuelva a retomar.

Mejor balance desde los analistas que en el mercado

Fueron varias las casas de análisis que se apresuraron ayer a alabar la iniciativa de Telefónica de elevar el dividendo. A juicio de Fortis, por ejemplo, este anuncio debería compensar parcialmente 'un posible mayor deterioro en el entorno operativo de la compañía'. 'Buenas noticias', resume Iberian Equities en su informe. Y se explica: 'Porque deberían ayudar a disipar los recientes temores sobre la capacidad de generación de caja de Telefónica', como son los que afectan a la evolución de Latinoamérica, a la española o a las noticias sobre opas forzadas en Brasil.

Algunos analistas fueron más concretos y apuntaron a la reacción en Bolsa. 'La cotización debería subir algo con estas noticias, puesto que implica una rentabilidad por dividendo del 7,8%, que es superior a la media del sector, del 7,2% para los dividendos de 2009', señala M&B Capital Markets.

Y lo cierto es que la reacción del mercado fue al alza. El anuncio se divulgó poco después de la una y la subida fue inmediata. Luego se atemperó un poco, aunque en todo momento Telefónica cotizó con ganancias. La subida final fue del 1,82%, la mayor entre las grandes telecos europeas, pero no entre las empresas españolas, puesto que el Ibex se disparó un 4,22%, impulsado por el sector bancario. Pese a ello, Telefónica sigue entre las últimas posiciones del sector en Europea por su evolución bursátil en 2009. Pierde un 8%.