Buen gobierno

Ernst & Young arranca el nuevo año con un plan de igualdad

La firma pretende que su plantilla no sufra barreras por razones de género.

Los 2.350 profesionales que conforman la plantilla de Ernst & Young en España han estrenado junto con el año un nuevo documento corporativo, que contiene el plan de igualdad del que disfrutará la firma de ahora en adelante. El plan tiene el objetivo de evitar que los empleados puedan sufrir barreras profesionales por cuestión de sexo. 'Se trata de un compromiso más que la empresa ha decidido adoptar con las personas que forman parte de la firma', explican en Ernst & Young, que ha establecido formalmente una serie de medidas que en algunos casos ya se cumplían, pero que ahora se recogen en un documento junto con algunas nuevas que tienen la intención de alinearse con la legislación nacional y cumplir con la Ley de Igualdad.

De hecho, esta norma establece la obligación por parte de las empresas de más de 250 empleados de desarrollar un conjunto de medidas que promuevan la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el entorno laboral, que elimine posibles discriminaciones de cualquier tipo y que establezca prácticas correctivas en el caso de que éstas se produzcan. Y esa es precisamente la intención de Ernst & Young, que no ha querido quedarse en el simple mandato legal, sino que ha aprovechado la oportunidad para establecer las bases y potenciar las medidas que eviten posibles barreras para el desarrollo profesional por razones de género dentro de la firma.

'Más allá de cumplir con la legislación en esta materia, las iniciativas reflejadas en el documento establecen formalmente las bases para impulsar valores como la diversidad o la integración de la experiencia multicultural por ser éstas, sin duda, un elemento de mejora de nuestro entorno que no podemos desaprovechar', aclara el presidente de Ernst & Young en España, José Miguel Andrés.

El plan incluye tanto iniciativas de castigo de malas conductas como otras para evitar casos de acoso o discriminación

El plan, que aglutina conceptos de equidad tanto de trato como de oportunidades, incluye también iniciativas orientadas no sólo a castigar, sino también a evitar posibles situaciones de acoso o discriminación.

La firma encargó la redacción del documento sobre el que se basa el nuevo plan a un grupo de trabajo integrado por mujeres de diferentes departamentos que se encargaron de desarrollar un análisis exhaustivo de la situación en diferentes áreas, desde el reclutamiento del personal a la contratación en sí misma, el acceso a la empresa, las características de la plantilla actual, las fórmulas y posibilidades de promoción, los planes de formación, la retribución, las políticas de conciliación o las políticas de diversidad ya existentes.

Después de analizar las conclusiones alcanzadas por el grupo de trabajo, la firma desarrolló el documento definitivo en el que se compromete a impulsar una serie de medidas con el objetivo de fomentar la cultura empresarial integrando los principios de igualdad en la gestión y, especialmente, en la de recursos humanos, prevenir posibles desequilibrios en el futuro, fomentar la comunicación, velar por el derecho al trato con dignidad, respeto e igualdad de los profesionales, reforzar el compromiso de la firma con la RSC y aumentar la participación en el desarrollo económico, ambiental y social donde opera.

El plan tiene asimismo la intención de impulsar medidas para favorecer la conciliación de la vida laboral y personal de todos los profesionales, de forma que 'la dedicación a las obligaciones familiares no suponga obstáculo alguno para el pleno desarrollo profesional', explica la firma.

Un 40% de mujeres en los puestos de socias y gerentes

Ya en estos momentos Ernst & Young disfruta de una cierta igualdad de género en su plantilla, ya que ésta está formada casi al 50% por hombres y mujeres. Eso sí, la situación no es tan igualitaria si se analiza el número de gerentes y socios, es decir, el equipo de dirección, ya que hoy por hoy, los hombres aún son mayoría, con un porcentaje del 60%. El plan tiene por objetivo lograr la paridad también en este área.

Pero en todo caso, junto con su entrada en vigor, se ha establecido una comité de seguimiento y evaluación del plan. 'Es una fórmula para poder valorar los resultados y su impacto en la reducción de posibles desequilibrios entre hombres y mujeres', aseguran en la firma, que también se ha comprometido a promover la mejora de las condiciones de trabajo 'con el fin de mantener el máximo nivel de seguridad, salud y bienestar de las personas, e impulsar la gestión de la diversidad, que garantice un entorno de trabajo multicultural, aceptando y utilizando las diferencias y similitudes como un potencial que crea valor añadido', explica Ernst & Young.