Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba medidas para impulsar la exportación y dar alas al crédito

El Consejo de Ministros aprobó hoy un nuevo paquete de medidas de impulso a la exportación empresarial, dotado con 125 millones de euros para este año, y que se incorporará al Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, denominado 'Plan E'.

El paquete de medidas se distribuye en un conjunto de iniciativas de carácter financiero, otro bloque de medidas de formación y un tercer apartado con propuestas para mejorar la información sobre la exportación a la que tienen acceso las empresas.

Entre las primeras, se contempla la reforma antes de que acabe el mes de enero del Convenio de Ajuste Recíproco de Intereses (CARI), sistema mediante el cual se incentiva a la banca a conceder créditos a la exportación a largo plazo y a tipo de interés fijo.

El objetivo es, según el Gobierno, adaptarlo a los nuevos costes de financiación a los que están haciendo frente los bancos y cajas, incentivando así la concesión de crédito a la exportación.

Dos nuevas líneas de crédito

Asimismo, las pymes tendrán a su disposición dos nuevas líneas de crédito: por un lado, la línea FAD-PYME, dotada con 40 millones de euros destinados a financiar los proyectos de exportación, y por otro lado, la línea CESCE-PYME, que se convendrá con asociaciones sectoriales y las Cámaras de Comercio y permitirá un acceso de las pymes a los seguros de crédito a la exportación a un coste reducido.

Estas pymes serán también las principales beneficiarias de una nueva línea en el Plan de Apoyo a la Internacionalización, con una dotación de 25 millones de euros, con el objetivo de apoyar financieramente los proyectos de inversión de las empresas que promuevan la internacionalización y la mejora de la competitividad.

Por último, en cuanto a las medidas de carácter financiero, el nuevo Plan Africa de Exportación de Infraestructuras, dotado 100 millones de euros, impulsará la internacionalización del sector exportador de infraestructuras en Africa subsahariana.

Nuevo centro de atención de comercio exterior

Finalmente, las nuevas medidas de información aprobadas por el Ejecutivo contemplan la creación del Centro de Atención Unificado al Comercio Exterior (CAUCE), para asesorar de forma personalizada a las empresas respecto a los programas e instrumentos de promoción y apoyo a la internacionalización, y la puesta en marcha del Centro de Asistencia al Inversor/Exportador (CAI), mediante el cual se apoyará a las empresas que encuentren dificultades en sus licitaciones o inversiones en terceros países.

Asimismo, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en colaboración con el Ministerio de Economía y Hacienda, pondrá en marcha a partir del mes de abril el denominado Plan LICITA, un plan que contribuirá a mejorar el aprovechamiento, por parte de las empresas españolas, de las oportunidades de negocio que se generan por las instituciones financieras multilaterales.

Mejorar la aportación del sector exterior

Según la vicepresidenta De la Vega, estas medidas constituyen, además, unas iniciativas "fundamentales y necesarias" para el logro de las estrategias más amplias y ambiciosas de creación de empleo y fomento del crecimiento, por las que el Gobierno apuesta.

El Gobierno considera que la economía española, en paralelo al conjunto de economías desarrolladas, está atravesando una situación económica "difícil". No obstante, indica que ante la "atonía" de la demanda interna y del sector de la construcción, el sector exterior se está relevando como motor de desarrollo y crecimiento.

Así pues, el Gobierno estima que el sector exterior se erige como uno de los "pilares fundamentales" de progreso en España, pero indica que actualmente el sistema económico internacional se ve afectado por una crisis financiera y económica global sin precedentes, que está generando una "paralización del crédito", que está incidiendo negativamente en el sector exportador español.

Este es el motivo, en opinión del Ejecutivo, por el que se propone este paquete de medidas, con las que se quiere reforzar el sistema de apoyo financiero oficial a la internacionalización, mejorar el conocimiento de las empresas sobre los instrumentos de apoyo a la exportación que la Administración pone a su servicio y mejorar el déficit de formación en materia de internacionalización existente en muchas empresas.