Ferrocarril

CAF fabricará equipos de señalización para ampliar su negocio en el sector ferroviario

El grupo CAF quiere ampliar su presencia en el negocio ferroviario. La compañía vasca fabricante de vagones y trenes ha puesto en marcha una nueva compañía dedicada a la fabricación, diseño y comercialización de equipos de señalización y seguridad para el sector ferroviario.

La nueva compañía, denominada Seinalia, se ubica en Ordizia (Guipúzcoa) y se ha constituido con un capital inicial de un millón de euros íntegramente aportados por CAF. El departamento de I+D+i de la sociedad, que cuenta con el apoyo del CDTI, ya está trabajando en el diseño de los primeros equipos de señalización. Fuentes de la compañía aseguran que es un negocio a futuro y que supone dar un paso más en un sector donde está presente en varios campos.

Aumentar mercados

Seinalia se instalará junto a la planta que CAF tiene en Ordizia (Guipúzcoa) para fabricar bogies (ruedas montadas sobre ejes para vagones). En principio, su plantilla será pequeña y se irá incrementando a medida que se consigan los objetivos marcados para entrar con éxito en un nuevo negocio.

El grueso de la facturación de CAF es la fabricación de vagones y material rodante para el sector ferroviario. Sin embargo, en los últimos años ha ampliado sus objetivos y ha constituido diversas filiales cuya dedicación se extiende desde los sistemas de comunicación remota, de tracción eléctrica o de simulaciones tecnológicas, hasta compañías de gestión avanzada de flotas, alquiler de trenes y su mantenimiento o también instrumentales para financiar a sus clientes.

El grupo CAF se marcó hace ocho años un ambicioso plan tecnológico para potenciar la actividad investigadora en colaboración con las universidades y centro tecnológicos de referencia. En 2002 creó el Centro Tecnológico del Ferrocarril (CTF) para actividades de I+D+i en un edificio de tres plantas y 4.000 metros cuadrados en el que trabajan 250 personas. La constitución de Seinalia se enmarca también en esta política tecnológica.

La firma guipuzcoana cerró el tercer trimestre de 2008 con una cartera de pedidos de 4.010 millones, ventas de 719 millones y un resultado de 70 millones.