Medios

'El País' integra las ediciones de papel e internet para reforzar contenidos

El País se va a convertir en una empresa de producción de contenidos de calidad para papel, internet y teléfonos móviles', a través de un nuevo modelo organizativo que supone 'un cambio estructural' y cristaliza en la creación de tres nuevas empresas, según explicó ayer a la plantilla del periódico Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo Prisa. La redacción de El País se fundirá con la de su edición en internet (que hasta el momento dependía de otra empresa del grupo, Prisacom). Esta integración no se limita a un nivel periodístico, sino que constituye también una fusión de operaciones económicas. Así, se creará una empresa de contenidos de calidad bajo la marca de El País en la que trabajarán alrededor de 500 profesionales.

El cambio organizativo implica además la creación de otras dos empresas: una de ellas prestará servicios administrativos, de sistemas, recursos humanos y distribución, entre otros, para la editora de El País; y otra aglutinará el área de producción. Esta reestructuración empezará a funcionar el próximo 1 de marzo. Las tres empresas estarán ubicadas en la sede actual del periódico, aunque en edificios diferentes.

El diario se asegura así, según ha explicado Cebrián, 'su presencia futura en el proceso de formación de la opinión pública y de construcción del universo cultural y socioeconómico que ha supuesto desde la Transición tanto en España como en Latinoamérica'. 'Es la única forma viable para que dentro de 10 años siga existiendo, y para ayudar además a la supervivencia del resto de la prensa escrita', ha añadido.

PRISA 1,34 -0,15%

Este proceso se llevará a cabo sin reducción de empleo y permitirá a la empresa ganar competitividad y garantizar su futuro en el contexto de una crisis que 'puede dejar pequeña la depresión de los años treinta', según Cebrián.

'La tasa de mortalidad de los periódicos es altísima. La fiesta ha terminado para todos y habrá que ser consecuentes. La crisis es coyuntural pero también hay que afrontar cambios estructurales en la prensa', ha explicado el consejero delegado del Grupo Prisa.