Reestructuración en el motor

Figueruelas se compromete con la matriz a un ahorro de costes del 10%

GM ha accedido a conceder autonomía a la planta de Figueruelas para que establezca un plan propio de ahorro de costes del 10%. Además, la compañía ha confirmado que las generaciones de los modelos Combo, Corsa y Meriva se fabricarán en su planta de Figueruelas (Zaragoza), como avanzó CincoDías. Lo más inmediato será la producción del nuevo Meriva, que empezará en abril de 2010.

Respecto a la furgoneta Combo, la producción podría ser compartida, ya que la multinacional negocia actualmente con otros fabricantes una plataforma de fabricación conjunta. Mercedes parece ser la opción con mayores posibilidades. Por último, el nuevo Corsa será fabricado en la planta zaragozana a partir de enero de 2013. Así se ha desprendido de la reunión del Comité Restringido de GM celebrada en Russelheim (Alemania) durante el lunes y el martes.

Pedro Bona, único representante español en el Comité Restringido, señaló que 'Figueruelas ha conseguido el pleno en sus aspiraciones'. Sin embargo, GM tiene prisa por conseguir el ahorro de 550 millones de euros fijado para sus fábricas europeas. La dirección europea ha expuesto que las plantillas deberán aceptar la congelación de sus salarios, de momento durante este año, para reducir los gastos en 200 millones. Bona subrayó que 'en opinión de la planta, este es un tema que debe ser negociado en el ámbito del convenio'. GM Europa ha accedido a conceder autonomía a la planta Zaragoza para que negocien, entre la dirección y el comité de empresa, el recorte del 10% de los gastos. 'Pero han dejado muy claro que el objetivo final es irrenunciable', señala Bona.

La multinacional aseguró que su propósito es devolver el 50% de la congelación en una paga extraordinaria que se efectuaría en 2010. Esta circunstancia estaría supeditada a la evolución a la propia evolución de la empresa, que espera una mejora de la situación sectorial para el año que viene. Las previsiones de GM Europa apuntan hacia un moderado repunte a partir de marzo de este año, aunque no será suficiente para normalizar la carga de trabajo.

La primera de las jornadas de paro por el nuevo ERE será este viernes

Jornadas de trabajo

Respecto a las jornadas de trabajo, GM Europa mantiene que debe existir una relación lo más ajustada posible entre horas de trabajo y ventas reales. Por ello, las jornadas de paro serán fijadas en función de las puntas de stockage. La primera de las jornadas de las 17 autorizadas por el segundo expediente de regulación de empleo (ERE) tendrá lugar pasado mañana, día 23. Está previsto que, entre enero y febrero, se consuman los 17 días y, a partir de ahí, será necesario un tercer ERE. En principio, su duración está establecida en 30 días, pero podría variar, en función de la evolución de la cartera de pedidos. GM Europa ha accedido también al mantenimiento en Figueruelas de la nave de prensas y a la no externalización de las facilities (taller central y las secciones de energía y aguas). Ante la escasa carga de trabajo existente en sus plantas europeas, GM ha planteado la posibilidad de recuperar algunas actividades que fueron externalizadas para reducir costos. No obstante, la dirección europea subrayó que se trata de un tema especialmente delicado. 'Sería muy triste incrementar la carga de trabajo a costa del despido de compañeros en otros empresas', subraya, gráficamente, Pedro Bona. Ello hace que del insourcing 'deba ser estudiado con lupa, porque no se trata de un tema que repercuta sólo en la fábrica', señala el dirigente sindical

La evolución del mercado sigue estancada, lo que mantiene invariable la producción de 318.000 coches en Figueruelas. Esta cifra es la que sirve de base para el tercer expediente de regulación de 30 días. La planta de Zaragoza es la única de las europeas que tiene aún pendiente la negociación de su convenio colectivo. Hace tres meses, el comité decidió prorrogar el convenio anterior, alargando así, de modo insólito, su vigencia. 'En las actuales circunstancias, el convenio supone un trabajo añadido y una repercusión negativa'.