Alemania no planea crear un "banco tóxico", según el portavoz de Merkel

Alemania no tiene planes de establecer un "banco tóxico" para albergar activos financieros de mala calidad, según ha indicado hoy el portavoz de la canciller Angela Merkel. Sus declaraciones se producen tras un reportaje del diario Frankfurt Rundschau que señaló que el Bundesbank exploraba tal modelo.

El portavoz de la cancillera Angela Merkel, Ulrich Wilhelm, dijo en una conferencia de prensa que ninguno de los ministerios relevantes trabajan en tal plan, y que el Gobierno aún rechaza la idea.

El periódico dijo que Axel Weber, presidente del banco central alemán, en principio estaba en contra de un "banco tóxico", pero sentía que el ministro de Finanzas alemán Peer Steinbrueck eventualmente tendría que crear uno debido a las crecientes pérdidas entre los prestamistas.

En una reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea del martes, Steinbrueck dijo que se oponía a crear un banco tóxico, argumentando que no se justificaba.

Steinbrueck dijo que de acuerdo con algunas estimaciones del sector, un banco tóxico para Alemania podría tener que capitalizarse al ritmo de 150.000 millones de euros o 200.000 millones de euros (194.000 millones de dólares a 258.000 millones de dólares).