Nueva presidencia

El próximo secretario del Tesoro de EE UU pide una reforma del plan de rescate

El próximo secretario del Tesoro de EE UU, Timothy Geithner, defendió hoy la necesidad de reformar el plan de rescate diseñado por la anterior Administración e instó a la adopción de medidas "vigorosas y sustanciales" para combatir la recesión.

En su discurso de confirmación ante el comité financiero del Senado, Geithner dijo compartir junto al presidente Obama la necesidad de acometer una "reforma seria" del programa de rescate financiero aprobado el pasado mes de octubre con el objetivo de mejorar su transparencia y clarificar sus objetivos, reduciendo el escepticismo respecto al uso que se hace del dinero de los contribuyentes.

"Debemos reformar de manera fundamental este programa para garantizar la disponibilidad de crédito suficiente para apoyar la recuperación económica. Lo haremos mediante estrictas condiciones que protejan a los contribuyentes y con la transparencia necesaria que permita a los ciudadanos ver dónde y cómo se gasta su dinero y los resultados de esas inversiones", dijo Geithner.

De este modo, el hombre designado por Barack Obama para ocupar la Secretaría del Tesoro apuntó la necesidad de actuar de manera "agresiva", puesto que, en su opinión, "el coste definitivo de la crisis será mucho mayor si no se actúa ahora con la fortaleza suficiente".

En este sentido, el sucesor de Henry Paulson señaló la necesidad de proporcionar un sustancial respaldo a la recuperación económica y la reactivación del crédito, mientras que se deben acometer las inversiones necesarias para posibilitar una economía más fuerte en el futuro.

Asimismo, Geithner hizo hincapié en la necesidad de que este plan para restaurar el crecimiento económico debe ser acompañado por una "clara estrategia" que permita al Gobierno retornar a una posición fiscal sostenible y 'desandar' la senda de "extraordinaria intervención" recorrida hasta el momento para estabilizar el sistema financiero.

Reformar el sistema financiero

Por último, el próximo secretario del Tesoro de EEUU reconoció la importancia de llevar a cabo una reforma del sistema financiero para evitar que tanto la economía de EEUU como del resto del mundo deban hacer frente a una crisis similar.

No obstante, el nuevo responsable económico de EEUU reconoció que "llevará tiempo y serán necesarias medidas de una escala nunca vista durante generaciones".

Por su parte, el ex presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Paul Volcker, que testificó en la comparecencia de Geithner y que fue elegido por Barack Obama para dirigir un nuevo consejo asesor en materia económica, señaló que el país se encuentra en medio de una "recesión grave de la que no se atisba un final claro".

Asimismo, Volcker auguró que serán necesarios varios billones de dólares para enderezar el rumbo de la economía ante los efectos de "la madre de todas las crisis financieras".