Empleo

Bank of America recortará 4.000 empleos en la división de mercados de capital, según 'FT'

Bank of America planea llevar a cabo a partir de esta semana una reducción de entre el 30% y el 40% de su plantilla en la división de mercados de capital, lo que podría elevar la cifra de afectados por los despidos hasta las 4.000 personas, según informa el diario 'Financial Times', que cita a ejecutivos conocedores de la situación.

Los recortes, que en su mayor parte tendrán lugar en Nueva York, se producen apenas tres semanas después de que Bank of America adquiriera Merrill Lynch y reflejan el proceso de consolidación del negocio de ventas y comercialización bajo la dirección de Tom Montag, quien se incorporó a Merrill Lynch el año pasado procedente de Goldman Sachs.

De acuerdo con un ejecutivo de Merrill Lynch, la plantilla del área de mercados de capital tras la integración de las dos entidades será reducida entorno a un 30% ó 40%, lo que supone que los despidos podrían afectar a unos 4.000 empleados.

Bank of America declinó realizar comentarios al respecto, pero recordó que el pasado mes de diciembre ya había anunciado que planea recortar alrededor de 35.000 puestos de trabajo en los próximos años en el marco de la integración de Merrill Lynch. A finales de 2008, Bank of America contaba con 243.000 trabajadores, mientras que Merrill Lynch empleaba a 58.500 personas.

Bank of America registró pérdidas por un importe neto atribuido de 2.392 millones de dólares (1.800 millones de euros) en el cuarto trimestre de su ejercicio fiscal, los primeros 'números rojos' de la mayor entidad bancaria de EE UU en los últimos 17 años debido a los mayores costes del crédito y a las "significativas" depreciaciones asumidas por la entidad.

Asimismo, el mayor banco de EEUU indicó que los resultados provisionales de Merrill Lynch apuntan a unas pérdidas en el cuarto trimestre de 15.310 millones de dólares (11.520 millones de euros).

Por otro lado, la semana pasada el banco de Charlotte, "a la vista de las severas condiciones de los mercados y de la economía", acordó con el Tesoro, la Reserva Federal (Fed) y la Corporación de Seguro de Depósito Federal un nuevo plan de ayudas por el que recibió fondos públicos por valor de 20.000 millones de dólares (15.111 millones de euros) del TARP (Programa de Ayudas de Activos Problemáticos), así como garantías por importe de 118.000 millones de dólares (89.264 millones de euros) ante posibles pérdidas.