Informe

La economía registrará una caída del 3% y la tasa de paro se disparará al 20%, según Esade

La economía española se contraerá un 3% en el presente ejercicio, mientras que la tasa de paro se disparará hasta el 20% superando así la barrera de los cuatro millones de desempleados, según el último informe económico realizado por la escuela de negocios Esade y patrocinado por la firma de servicios profesionales KPMG.

Así lo puso de manifiesto el profesor y director del departamento de Economía de Esade, Fernando Ballabriga, en una rueda de prensa para presentar el informe, donde celebró que a día de hoy ya nadie dude de la llegada de la recesión, incluido el Gobierno.

Ballabriga aseguró que la recesión perdurará más en España que en otros lugares, ya que habrá dificultades para iniciar una recuperación que no llegará hasta bien entrado el 2010, por lo que la actividad se estancará tras la fuerte caída del crecimiento, dando lugar a una situación en forma de ''L'', mientras Europa se recuperará lentamente y EE.UU. conseguirá una recuperación más o menos rápida.

Estas previsiones son mucho más pesimistas que las que anunció el vicepresidente económico, Pedro Solbes, el pasado viernes durante la presentación del nuevo Programa de Estabilidad Presupuestaria, donde apuntó a una caída del 1,6% en el presente ejercicio y confió en recuperar tasas de crecimiento positivas en 2010.

Ballabriga explicó que las previsiones del Ejecutivo, pese a suponer una corrección drástica en comparación con las anteriores, dibujan "el mejor de los peores escenarios posibles" y fallan en las estimaciones en cuanto a la inversión, que caerá un 16% en 2009 y no un 9% como prevé el Gobierno, debido al ajuste "muy drástico" de la construcción. "En 2008 hemos salvado los trastos, en 2009 la desaceleración será más fuerte", aventuró.

Explicó que el sector de la inversión residencial se puede llegar

a contraer hasta el 50% en comparación con 2008, con la construcción

de unas 250.000 ó 300.000 viviendas al año, mientras que el sector de

la construcción se contraerá un 23% y la inversión en bienes de

equipo un 10,6%. El conjunto de estos tres componentes arrojará una

caída del 16% en la inversión, según Ballabriga.

MOROSIDAD HASTA EL 9%.

Las nuevas previsiones de Esade arrojan también un incremento de

la morosidad que puede alcanzar incluso el 9%, ya que las deudas y la

restricción de crédito aumentarán los impagos. En este escenario, las

empresas solventes tendrán que recurrir a la venta forzada de activos

para sobrevivir, por lo que en el primer trimestre del año se

incrementarán las quiebras, los aplazamientos de pagos y la

liquidación de ''stocks.

Asimismo, disparan además el déficit público hasta el 7%, como

consecuencia del incremento del gasto público y de la puesta en

marcha de algunas medidas que resultaron "erráticas y poco

eficientes", como los 400 euros o las ayudas al nacimiento, que "han

dilapidado" la estabilidad de las cuentas públicas.