Valor a examen

La lejanía de Siberia premia la cotización de Gas Natural

La seguridad en el suministro que ahora disfruta el grupo gasista frente a sus competidoras europeas está siendo un factor positivo en su evolución en Bolsa.

La guerra del gas entre Rusia y Ucrania, aunque se reproduce anualmente con precisión helvética, ha estallado de forma más virulenta en las últimas semanas. El papel protagonista en esta disputa corre a cargo de la empresa rusa Gazprom que cierra o reduce el suministro gasístico hacia Europa, sembrando el caos en el consumo doméstico y poniendo en riesgo el funcionamiento de centrales eléctricas que usan el gas como combustible en un invierno especialmente severo. Como consecuencia son varias las compañías a lo largo del continente, desde distribuidoras a eléctricas, que ven afectadas sus actividades por este enfrentamiento. Y el mercado, tan sensible a los conflictos, lo refleja en sus cotizaciones. Eon, Veolia y GDF Suez se encuentran entre las que han comenzado el año con caídas significativas que se elevan al 11,99%, 14,12% y 12,33%, respectivamente.

En esta línea, los analistas de Oddo señalan que los negocios con Rusia, que suponen un 10% de la valoración de Eon, podrían seguir impactando negativamente en el valor este año. Por el contrario, Gas Natural, que no recibe gas de ese país, mantiene un comportamiento positivo en 2009 y gana un 6,58%, aunque se vea afectado por la tendencia bajista de los mercados.

Para Antonio López, director de análisis de Fortis, la lejanía de Rusia es ahora un aspecto positivo, aunque sea más relevante que la empresa cuente con diversificación de sus fuentes de suministro. Destaca que podría beneficiarse si hace trading (venta a corto plazo) en caso que persistan los problemas de suministro en Europa.

NATURGY 23,75 0,47%

En este contexto, Banesto Bolsa señaló esta semana que ve un potencial de revalorización para las acciones del grupo; le ha fijado un precio objetivo de 32,20 euros frente a los 20,56 euros del cierre del viernes.

También Bettina Gallego, gestora de Inversis, cree que su mejor posición en el área de aprovisionamiento le favorece en esta etapa . Gas Natural cuenta con acuerdos de suministro con Argelia, Qatar, Nigeria y Trinidad Tobago. No obstante, esta composición podría mejorar después de la opa a Fenosa por los contratos que aportaría la eléctrica: Egipto y Omán.

Esa oferta es el tema que más influye en el medio y largo plazo en la evolución del grupo que preside Salvador Gabarró, como lo ha hecho desde que anunció el pasado julio la operación, que suma un importe de 16.750 millones de euros.

En opinión de Álvaro Navarro, analista de Intermoney, la cotización de la compañía ha estado muy penalizada por el proceso de integración con Fenosa. 'Se dudo que pudiese lograr una financiación idónea para materializar la opa y, asimismo, se temió que los dictámenes de las autoridades de la competencia fuesen muy negativos'. Añade que, aunque todavía queda por conocerse la decisión de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) sobre la eventual obligación de venta de activos, parece que los riesgos más importantes están siendo superados.

En una línea similar, los expertos de Banesto estiman que la gasista ya ha sufrido las principales incertidumbres inherentes a la operación: cayó un 51% el pasado año. Riesgos que se deben básicamente al préstamo de 18.500 millones, que refinanciará con un sindicato de diez bancos para que la empresa resultante no quede excesivamente apalancada y logre un buen rating para su deuda, y a la ampliación de capital de 3.500 millones de euros, que está asegura por sus dos principales accionistas, Criteria y Repsol que controlan el 78% del capital.

La ampliación, en principio dilutiva para los accionistas de la empresa que la materializa, es otro aspecto que centra el interés de los expertos. 'Creemos que al estar garantizada no se va a realizar con un descuento significativo respecto a la cotización, incluso se podría forzar una operación con prima con menor dilución del beneficio', señala Antonio Cruz, de Banesto.

Diversificación compartida

Aunque Gas Natural se mantiene como el operador más relevante del sector gasista en España, otras empresas aportan, asimismo, con sus contratos diversificación al sistema. Si España es, como la definió el actual gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, cuando ocupaba la presidencia de la Comisión Nacional de la Energía, una isla en temas energéticos, ha hecho de esa necesidad virtud.

Con seis plantas regasificadoras, casi una por cada comunidad autónoma con costa, y el gasoducto del Magreb, las entradas de gas no dependen tanto de una red de tubos, aunque ésta sea muy potente. Además a finales de año está previsto que comience a operar el nuevo gasoducto Medgaz que parte de Argelia y llega a España por el Mediterráneo sin pasar por Marruecos.

En el caso de Iberdrola, que cuenta con una cuota del 13% de este mercado, recibe gas de Argelia, Libia, Nigeria, Noruega y Trinidad-Tobago, y suma contratos por unos 6.000 millones de metros cúbicos al año. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán participa con un 20% en Medgaz.

La presencia de Fenosa en ese área, que tiene agrupada en una participada que comparte con el grupo italiano Eni, es un tema muy relevante cara a la conformación de la empresa que resultará de la opa. Gas Natural, si la Competencia no le obliga a desprenderse de esa filial, peleará por mantenerse en ella, pese a que el grupo italiano quiere hacer valer su derecho al tanteo para hacerse con el 100%. Una batalla que muestra la importancia estratégica de las posiciones gasísticas.