Construcción

El mercado sitúa a Ferrovial y Cintra en precios de fusión

Sólo 16 jornadas bursátiles han bastado para que las cotizaciones de Ferrovial y de su filial Cintra se pongan en posición de realizar la pretendida fusión, que se formularía a través de un canje de acciones. Al cierre del viernes, la constructora marcaba 4,96 veces el valor de la gestora de autopistas.

Con una revalorización del 13,5%, Ferrovial evoluciona en 2009 como la acción más brillante de un Ibex en horas bajas. La otra cotizada que controla la familia Del Pino, Cintra, cierra sin embargo el vagón de cola al acumular una caída del 15,8%. Es más, la firma de autopistas perdió la semana pasada el suelo de los cinco euros por primera vez en su historia. Consecuencia: el papel de la matriz (22,22 euros por acción) vale a día de hoy 4,96 veces más que el de la filial (4,48 euros).

Tal adelgazamiento de Cintra, según explican fuentes cercanas a la compañía, se debe 'al crédito que el mercado ha dado al plan de integración'. Un movimiento que estudia la cúpula de Ferrovial y que fue desvelado el 19 de diciembre.

Desde entonces, 16 jornadas de negociación han bastado para ajustar ambas cotizaciones hasta que han entrado -durante la jornada del viernes lo hicieron- en el rango que, según la propia Ferrovial, resulta óptimo para lanzar una oferta de absorción. Esa horquilla fue establecida el mismo 19 de diciembre en 5,2 a 6 cintras por cada título de Ferrovial.

FERROVIAL 20,03 0,65%

Cuando se desvelaron estas intenciones, a través de un comunicado a la CNMV, cada papel de la constructora equivalía a 3,27 de su subsidiaria y en círculos de inversión se veía inalcanzable en el corto plazo el canje.

¿Se van a acelerar ahora los planes del grupo? En la casa algún tímido comentario señala que el caso está sujeto a discusión. Aunque no dejan de recordar que la fusión sumaría las autopistas y aparcamientos de Cintra con los aeropuertos de Ferrovial, resultando la mayor firma de infraestructuras del mundo.

El debate se ha producido en el seno del consejo de la matriz, pero, al parecer, no se ha dado en el de la filial. Aunque se trataría de un tema menor al estar ambos controlados por los Del Pino, que parecen respaldar el plan.

Fuentes cercanas a las compañías aseguran que no se han contratado aún asesores externos para diseñar la exclusión del mercado de Cintra y su posterior vuelta al grupo, del que salió en octubre de 2004.

Sin embargo, las dos han hecho sus cuentas para establecer la ecuación de canje, teniendo en cuenta el valor de sus activos, el consenso de los analistas sobre el recorrido en Bolsa y el comportamiento histórico en el parqué.

Dinero fresco

Los defensores de esta absorción argumentan que el valor de Cintra tiene menos recorrido que el de su propietaria. Además, la inesperada estrategia permitiría a Ferrovial apuntarse las desinversiones en marcha de Cintra, valoradas en más de 1.000 millones de euros, que se suman a los alrededor de 400 millones que la filial conserva en caja.

Por el lado del pasivo, Cintra aportaría al balance de Ferrovial una deuda de 10.200 millones de euros avalada, en gran parte, por las concesiones y con vencimientos más allá de 2010.

Cuatro años en Bolsa

En octubre de 2004 Ferrovial colocó el 40% de Cintra en Bolsa a un precio de 8,24 euros. Transcurridos más de cuatro años, la firma de infraestructuras mantiene un capital flotante del 31,6% y sus acciones transitan terrenos de mínimo histórico: 4,48 euros.

Las autopistas convencen a los bancos

A pesar del grave cuadro clínico que presenta el mercado financiero, Cintra ha conseguido refinanciar en los últimos días sus vencimientos de deuda para 2009. Este ejercicio debía amortizar 830 millones, de los que 556 millones se debían a su participación del 55% en la autopista española Radial 4 y otros 270 millones le venían por la canadiense 407 ETR.

La empresa se ha quitado ese peso de encima con dos operaciones millonarias. La más complicada, la de la Radial 4, se fraguaba desde el pasado verano. La concesionaria ha convencido a 29 entidades, encabezadas por el Santander y entre las que figuran BBVA, Barclays o Calyon, para aplazar 556,6 millones hasta 2011. En enero de ese año vencerán 196,6 millones y a finales de julio los otros 360 millones. El tipo es de euríbor más 130 puntos básicos de diferencial.

Además, Cintra ha convencido al mercado de bonos con dos emisiones de la autopista 407 ETR por un valor de 500 millones de dólares canadienses (301,1 millones de euros). La primera, por 300 millones de dólares canadienses (180,8 millones de euros) y al 4,65%, vence en enero de 2012 y ha presentado una sobresuscripción de 1,5 veces. La segunda remesa, de 200 millones de dólares canadienses (120,5 millones de euros) y con vencimiento el 20 de enero de 2014, se ha sobresuscrito 2,5 veces.