Balance

Sony Ericsson pierde 73 millones de euros en 2008 por la reducción de la demanda

El consorcio de telefonía sueco-japonés Sony Ericsson perdió 73 millones de euros netos en 2008, frente a la ganancia de 1.114 millones del año anterior, debido a los efectos de la crisis global.

El resultado se vio lastrado por un flojo último trimestre, en el que la pérdida neta se situó en los 187 millones, comparada con un beneficio de 373 millones en el mismo período de 2007.

Sony Ericsson achacó estos resultados a la reducción de la demanda y a las dificultades existentes para el acceso a los créditos, motivadas por la crisis. En el balance anual de 2008 la pérdida bruta fue de 83 millones, frente a una ganancia de 1.574 millones un año antes.

El beneficio neto de explotación (EBIT) pasó de los 1.544 millones en 2007 a presentar números rojos por valor de 133 millones de euros. Las ventas bajaron un 13 por ciento en 2008, hasta situarse en los 11.244 millones.

El número de teléfonos vendidos ascendió a 96,6 millones, un 7 por ciento menos, mientras que el precio medio de venta por unidad también bajó 7 puntos porcentuales hasta los 116 euros.

Sony Ericsson anunció una reducción adicional de costes de 180 millones de euros para 2009, además del plan de ahorro de 300 millones anteriormente presentado y que ya está en marcha.

La pérdida bruta en el cuarto trimestre fue de 261 millones, frente a un beneficio de 501 millones un año antes. El EBIT pasó de un resultado positivo de 489 millones a otro negativo de 262 millones, incluyendo 129 millones por costes de reestructuración. La facturación se contrajo un 23%, hasta los 2.914 millones.

Sony Ericsson, propiedad al 50% de Sony y de Ericsson, mantuvo en 2008 una cuota próxima al 8% en el mercado mundial de móviles.