Telefonía

La Audiencia respalda a la CMT en la aprobación de los móviles virtuales

Con varias decenas de operadores móviles virtuales asentados en el mercado español de telecomunicaciones desde hace meses, una decisión en sentido contrario hubiese supuesto una verdadera convulsión. Pero la Audiencia Nacional ha respaldado punto por punto los argumentos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y ha refrendado la introducción en España de compañías como Euskaltel Móvil, Simyo o Másmovil.

La respuesta de la Audiencia Nacional es fruto de la denuncia interpuesta por Telefónica en abril de 2006 contra la resolución de la CMT de febrero de ese mismo año que aprobó la llegada de los móviles virtuales e instó a las operadoras de móvil con red a llegar a acuerdos voluntarios con ellos.

El regulador nacional no optó por la solución más traumática, imponer pactos obligatorios, sino que prefirió alentar la negociación entre las partes. Las operadoras con red y las compañías deseosas de alquilar esa infraestructura para dar servicios de móvil tendrían primero que sentarse a hablar y sólo en caso de desacuerdo intervendría la CMT.

Telefónica rechazó esta decisión y apeló a la Audiencia Nacional, con un argumentario combinado de errores formales -alegó la caducidad del expediente administrativo- y deficiencias en el análisis del mercado realizado por la CMT para justificar su decisión. Por ejemplo, la operadora cuestionó que no existiera una verdadera competencia en el mercado del móvil, como aseguró el regulador, o que las tres compañías que entonces tenían red -Telefónica, Vodafone y Orange- tuvieran una 'dominancia conjunta' en el sector y pudieran negar así el acceso a terceros.

En un sentencia que la Audiencia ha tardado en elaborar 'por la amplitud y complejidad del litigio', el tribunal aprueba punto por punto la visión de la CMT.

A juicio del organismo judicial, la estructura del mercado celular, con un número limitado y permanente de operadores con red, constituye un 'oligopolio estrecho'. Y ello permite controlar variables como la negativa que mantuvieron durante años antes de que interviniera la CMT a dejar entrar a los móviles virtuales. Esta situación también es responsable, dice la sentencia, de que los precios del móvil no bajaran en la medida que podrían haberlo hecho.

Telefónica contra el sector casi en pleno

Telefónica recurrió la resolución de la CMT y el sector casi en pleno salió en defensa del regulador. En este caso, está claro que los perjudicados sólo podían ser cuatro -las operadoras con red que operaban en ese momento y Yoigo, que comenzó luego- y los beneficiados, todos los demás. Junto a la CMT se presentaron en el juzgado para defender el móvil virtual operadoras como BT u Ono y asociaciones como Astel, la patronal que agrupa a las rivales de Telefónica. Y también lo hizo Tele2, que hoy forma parte de Vodafone, una de las perjudicadas por la medida.