Consejo de Ministros

Solbes: El Gobierno no está satisfecho con el resultado del apoyo a la banca

El vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, dijo hoy que el Gobierno no está satisfecho con el resultado obtenido "hasta el momento" con las medidas de apoyo al sector financiero, ya que no han tenido como consecuencia la reactivación del crédito.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que se ha actualizado el Programa de Estabilidad 2008-2011, Solbes aseguró que ninguno de los países presentes en el Consejo de Ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) está satisfecho con el comportamiento de los bancos ni con la evolución del crédito.

"No sabemos si el problema es de los bancos o nuestro", añadió el vicepresidente, quien señaló, no obstante, que también "hay problemas de menor solvencia que pueden tener su papel".

En este sentido, subrayó que el trabajo del Gobierno es "resolver los problemas y pedir a los bancos que hagan los mayores esfuerzos para conceder créditos tomando los riesgos necesarios en el momento actual".

Asimismo, se refirió a la necesidad de analizar las razones de "por qué no se está dando la suficiente liquidez a la economía y qué se puede hacer adicionalmente" para revertir esta situación.

Solbes manifestó su esperanza en que medidas como la línea de crédito de 100.000 millones de euros para pymes del Instituto de Crédito Oficial (ICO) sirvan para reactivar la liquidez en una actuación conjunta del Gobierno con la banca.

Preguntado por la posibilidad de que la Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid pueda ser considerada inconstitucional, Solbes precisó que la decisión la tendrá que tomar el Tribunal Constitucional y no el Ministerio de Administraciones Públicas, que hará un informe para "dar su opinión en términos legales" aunque, "si no hay acuerdo", "no le corresponde interpretar la legalidad".

Los momentos más difíciles de la crisis

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, aseguró hoy que España se enfrentará en 2009 a "los momentos más difíciles de la crisis", si bien confió en una progresiva recuperación en los últimos compases del año que permitirá, ya en 2011, recuperar un ritmo de crecimiento "vigoroso".

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Solbes apuntó que, aunque las previsiones presentadas en el nuevo cuadro macroeconómico "dibujan un panorama complicado en 2009", el Gobierno "no se resigna".

Así, señaló que el Ejecutivo ha actuado con "rapidez, decisión y convicción" frente a la crisis, con un "ambicioso" plan para la recuperación de la economía que, unido a las rebajas de tipos y a la moderación de la inflación, permitirá una recuperación a finales de 2009.