Ropa deportiva

Adidas despedirá a 300 empleados de Reebook

De la crisis no escapa nadie. La marca alemana de ropa deportiva Adidas ha anunciado que despedirá a 300 empleados, un 3,4% de la plantilla, de Reebok en norteamérica y América del Sur. Adidas adquirió la empresa británica de material deportivo Reebok en 2006 para hacer frente a Nike, líder mundial del sector.

"Era un paso inevitable en nuestro en nuestros esfuerzos por tornar a la organización Reebok más flexible y rentable (...) para prepararnos para los futuros desafíos, particularmente a la luz del actual panorama económico", explicó Adidas en un comunicado.

Adidas compró a Reebok en el 2006 para fortalecer su presencia en el mercado de la ropa deportiva clásica, como los zapatos de fútbol, y para poder competir más de cerca contra Nike el mayor fabricante de calzado y ropa deportivos del mundo.

La menor demanda en el mercado estadounidense ha golpeado a Adidas y a sus pares desde hace meses. Reebok reportó el año pasado una caída del 15 por ciento en sus ventas del tercer trimestre. Tiene previsto informar sus resultados anuales el 4 de marzo.

Nike también ha sentido el embate, al reportar un crecimiento en sus ventas durante el segundo trimestre en todas las regiones salvo en Estados Unidos, donde los ingresos se redujeron un 1 por ciento.

El rival local de Adidas, Puma, de la minorista francesa y propietaria de Gucci, PPR, hasta el momento no planea anunciar despidos en Estados Unidos, dijo una portavoz.

Pese a los despidos, Adidas prevé que su plantilla permanezca con cerca de 37.000 empleados hacia fines del 2009, frente al año anterior, y descartó recortes en Alemania.