Nuevo trazado

Renfe prevé duplicar los viajeros entre Barcelona y Andalucía sin parar en Madrid

Renfe prevé duplicar el número de pasajeros de los AVE Barcelona-Sevilla y Barcelona-Málaga sin parar en Madrid -que hoy comenzaron a funcionar- hasta lograr un 70% de ocupación en 2009, según informó el director de servicios transversales de AVE-Larga Distancia de Renfe, Félix Martín.

Trenes del AVE
Trenes del AVE

A bordo del AVE Barcelona-Málaga, Martín explicó que los objetivos de la compañía pasan por alcanzar este año los 200.000 clientes en los trayectos con Sevilla y los 150.000 en los viajes con Málaga. Desde que Renfe puso a la venta los billetes de estos dos servicios hace diez días, se han comercializado cerca de 6.400 plazas.

Este sábado viajaron 162 pasajeros de Barcelona a Sevilla y 120 de Barcelona a Málaga. En el trayecto contrario, desde Sevilla salieron 140 personas y desde Málaga 100. Martín restó importancia a las cifras, ya que la mitad de los vagones estaban vacíos, y lo vinculó con la existencia del temporal y a la "cuesta de enero".

Los trenes tienen 316 butacas y una velocidad media de 197 kilómetros por hora, pero alcanzan los 300 kilómetros. El billete de ida y vuelta supera los 300 euros en clase preferente y los 200 en clase turista, si bien existe una tarifa web promocional de 53 euros por trayecto.

50 minutos menos de trayecto

El nuevo servicio del AVE entre Barcelona y las ciudades de Málaga y Sevilla sin parar en Madrid es posible gracias a la construcción de una nueva variante construida al sur de la capital. Esto permite disminuir el trayecto en unos 50 minutos y realizar el viaje en cinco horas y 45 minutos en el caso de Málaga y cinco horas y 37 minutos en la conexión con Sevilla.

Martín subrayó que la gran parte de clientes se mueven por motivos de ocio, turismo y familiar. En menor medida, les siguen las causas laborales y profesionales. La conexión de las comunidades ha permitido adecuar los horarios para permitir viajes de fin de semana, que se suman a la reducción del tiempo.

Antes del AVE, el tren más rápido entre Barcelona y Sevilla tardaba ocho horas y 20 minutos, mientras que el trayecto con Málaga era de 11 horas.

Desde el inicio del AVE Barcelona-Madrid el pasado 20 de febrero y hasta el 31 de diciembre, un total de 189.673 viajeros utilizaron los trenes AVE que enlazan Cataluña, Aragón y Andalucía, lo que representa un aumento del 93,3 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se circulaba con los trenes Altaria.

El trayecto Barcelona-Córdoba registró 31.002 pasajeros, el de Barcelona-Sevilla contabilizó 21.499 y el que va hasta Málaga obtuvo 14.943.

En la relación Tarragona-Sevilla hubo 4.646 clientes, así como 3.311 con Málaga y 3.554 con Córdoba. Los trenes que enlazan Lleida con Sevilla y Córdoba tuvieron 12.944 pasajeros.