Coyuntura

La producción industrial registra una caída histórica del 15,1%

El desplome de la demanda ha dejado a la mayoría de la industria a medio gas. Al menos así lo demuestran las cifras relativas a la producción que difundió el Instituto Nacional de Estadística (INE) el viernes. En noviembre, la actividad se hundió un 15,1% anual, lo que representa la mayor caída de la historia de este indicador, cuya tasa corregida se remonta a 1993.

La fortísima contracción de la actividad industrial contabilizada en noviembre no es más que la consecuencia lógica del hundimiento que vienen registrando desde hace meses las ventas de bienes como los coches y de la convicción de que a corto plazo la coyuntura puede ser aún peor. Además, esta caída de la producción explica en buena medida el espectacular aumento del paro habido en 2008.

El INE certificó el viernes que en noviembre la producción industrial se contrajo un 15,1% en tasa corregida, la mayor caída desde que comenzó a publicarse este indicador, en enero de 1993. El índice general, sin desestacionalizar, registró un descenso del 17,2%, también el más elevado de su historia, que se remonta a 1976. Según el destino económico de los bienes y corregidos de los efectos de calendario, el mayor retroceso lo registró la producción de bienes de consumo duradero, con un descenso del 23,9%, seguido de los bienes intermedios, con el -23,7%. En bienes de equipo, la caída alcanzó el 16%. Energía fue el sector que protagonizó el menor descalabro, con una contracción de apenas el 2,6%. Por ramas de actividad, se puede comprobar cuáles son los sectores donde se está dejando sentir más la crisis.

La fabricación de vehículos de motor o la metalurgia contabilizaron desplomes del 39,3% y el 32,8%, respectivamente. La producción de muebles, muy influida por el estallido de la burbuja inmobiliaria, y la fabricación de maquinaria para oficinas y equipos informáticos fueron otras de las actividades con descensos del orden del 30%.

La publicación de estas cifras se une a la serie de indicadores que se dan a conocer cada día y que apuntan a un serio agravamiento de la situación económica. Por ello, las previsiones que publican los analistas son cada vez más pesimistas. El viernes le tocó el turno al servicio de estudios de La Caixa, según el cual la economía española se contraerá un 1,3% este año y la tasa de paro se elevará hasta el 16% de la población activa en el tercer trimestre. Además, estima que la economía española encadenará seis trimestres consecutivos de crecimiento negativo en tasa intertrimestral (los dos últimos de 2008 y los cuatro de 2009) para volver a tasas positivas en 2010.

Recortes en Alemania, Francia y Reino Unido

La contracción de la actividad industrial no fue exclusiva de España. El viernes también se publicaron los datos correspondientes a las tres mayores economías de la Unión Europea y ninguno invita al optimismo.

Así, la producción industrial de Alemania cayó en noviembre un 10% frente al mismo mes del año anterior, golpeada por un fuerte retroceso del sector manufacturero, que amenaza con generar una contracción récord en el crecimiento de la economía. Se trata del mayor desplome desde 1993. En Reino Unido, el descenso fue del 7,4% y en Francia, del 9%. En ambos casos, se trata de los peores registros desde 1981.