Títulos recomendados

Grifols y BME entran en la lista de pequeños valores para 2009 de Ibersecurities

Los valores de pequeña y mediana capitalización están de moda, según Ibersecurities. A la lista formada por Codere, OHL, Ebro Puleva, REE, Viscofán, Zeltia, Gamesa y Técnicas Reunidas, la firma de análisis agrega BME y Grifols.

Acaba de empezar el año y dentro del universo de las casas de análisis, quién más y quién menos ya tiene su lista de valores favoritos para este incierto 2009. Ibersecurities ha ampliado su cartera de valores de pequeña y mediana capitalización para los próximos doce meses.

BME y Grifols son las nuevas incorporaciones a la lista que está formada por Codere, OHL, Ebro Puleva, REE, Viscofán, Zeltia, Gamesa y Técnicas Reunidas. La firma de análisis del grupo Sabadell apuesta por el hólding de Bolsas españolas después de que cerrara el año pasado con una caída del 60%. "Nos gusta y pensamos que podría rebotar animada por el pago del dividendo a cuenta el próximo 29 de enero. Pensamos que la cotización ya descuenta caídas de volumen y entrada de competencia en 2009", aseguran los expertos de Ibersecurities en un informe.

Añaden que, precisamente, la retribución al accionista debería pesar más que la caída en el volumen de negocio que en enero podría ser "flojo". Adicionalmente, no descartan que se pueda dar un dividendo extraordinario gracias a su posición de caja neta.

BME 24,90 0,16%
GRIFOLS 23,80 2,32%

En cuánto a Grifols. La firma apuesta por la compañía gracias a su perfil defensivo (negocio farmacéutico, sin riesgo de pipeline, en un mercado oligopolístico con importantes barreras de entrada y demanda creciente) y la expectativa de resultados sólidos y la negativa evolución del valor en los últimos meses (-19,5% en absoluto y -23,3% frente al Ibex para el periodo noviembre/diciembre frente al aumento del 35% frente al Ibex hasta octubre) a pesar de su perfil.

Explican que detrás de la mala evolución de las últimas semanas está la fortaleza del dólar frente al euro ya que Grifols se beneficia de un dólar débil y la cotización no ha recogido la reciente recuperación del euro y por la reducción de participación de Fidelity (desde el 7% en octubre al 3,8% actual) que ha supuesto una importante presión vendedora (efecto que creemos podría haber concluido), están detrás de esta mala evolución.

Ambas compañías han comenzado el año con buen pie. BME sube en cuatro sesiones del año alrededor del 10% al tiempo que las acciones de Grifols recuperan un 4,06%.