Inversión

Los fondos cierran el peor año de su historia con una caída de patrimonio cercana al 30%

Los fondos de inversión han cerrado el peor ejercicio de su historia, con una caída de su patrimonio próxima al 35% desde que en mayo de 2007 comenzó la huida de partícipes. La fuerte competencia de los depósitos bancarios y las rentabilidades negativas ofrecidas por la mayoría de las categorías de fondos han agudizado la crisis de esta industria.

Los fondos de inversión continúan de capa caída. Su patrimonio se cifraba a finales de diciembre en 167.945 millones de euros, lo que supone un descenso anual del 29,64%, según los datos provisionales de Inverco, la asociación del sector. Pero el desplome se inició unos meses antes, en mayo de 2007, cuando la industria vivía su época dorada con un volumen histórico de 271.076 millones de euros en fondos de inversión mobiliaria. Desde entonces, la huida de los partícipes, seducidos muchos de ellos por la creciente oferta de depósitos bancarios, y la pérdida de valor de las carteras, sobre todo las de renta variable, han mermado su patrimonio en un 34,8%. Esto supone que cerca de 3,5 euros de cada 10 se ha volatilizado en la industria en el plazo de apenas 19 meses.

En diciembre, las suscripciones alcanzaron los 5.283 millones de euros, mientras que los reembolsos se cifraron en 7.653 millones de euros. Ello supone que una salida de fondos neta de 2.370 millones de euros, la segunda cantidad más baja de 2008.

El peor mes fue octubre, con unos reembolsos netos de 8.115 millones de euros, coincidiendo con el agravamiento de la crisis financiera después de que el estadounidense Lehman Brothers anunciara su bancarrota a mediados de septiembre. Ese mes la Bolsa española cedió un 17%.

La industria ha perdido más de dos millones de partícipes en 12 meses

En total, entre mayo de 2007 y diciembre de 2008 la retirada neta de dinero ha ascendido a 76.933 millones de euros. Sólo el año pasado los reembolsos sumaron casi 57.000 millones.

El número de partícipes se situaba a 31 de diciembre en 6.145.849, con un retroceso del 3% sólo en el último mes del año. Entre enero y diciembre, la industria ha perdido 2.118.391 partícipes.

La caída de las Bolsas -el Ibex 35 ha cerrado 2008 con un recorte del 39,43%, el pero ejercicio de su historia- ha castigado con dureza a los productos de renta variable, pero en España el grueso de esta industria invierte en activos de menos riesgo, como los monetarios o productos de renta fija. De hecho, los garantizados de renta fija han obtenido en los últimos 12 meses una rentabilidad positiva del 2,77%, seguidos por los monetarios, con un rencimiento del 2,6%, y los fondos de renta fija a largo plazo, con el 2,35%. Los de renta fija a corto plazo han rentado en 2008 un 1,65% de media.

El balance más desfavorable ha sido para la categoría de renta variable de la zona euro, con pérdidas que han alcanzado el 46,9%. Los fondos de renta variable nacional han tenido un comportamiento ligeramente mejor que el índice selectivo, al registrar caídas del 35,7%. Los fondos mixtos nacionales han experimentado retrocesos entre el 5,2% y el 18,7% y los garantizados de renta varible, del 3%.

Los expertos, además, consideran que esta sangría será difícil de reparar, debido a que muchos inversores han salido escarmentados de la actual crisis y su aversión al riesgo ha aumentado. Además, señalan que las necesidades de liquidez de las entidades financieras, después de que los mercados de capitales hayan permanecidos cerrados a cal y canto durante meses, han provocado que sean los propios bancos y cajas los que animen a sus clientes a contratar depósitos en detrimento de los fondos de inversión.

Las gestoras de Santander y la CAM sufren el mayor éxodo

En diciembre las mayores retiradas netas de dinero se han producido en las gestoras de Santander, la que más patrimonio gestiona en España, y la CAM. En el primer caso los reembolsos netos han ascendido a 878 millones de euros, mientras que los partícipes han retirado 231 millones de euros de Gestimed, la gestora de la caja de ahorros. En tercer lugar, Invercaixa Gestión, de La Caixa, ha sufrido salidas netas por un importe de 183 millones de euros. En el lado opuesto, Caixa Catalunya lideró en diciembre las entradas de dinero, con un saldo positivo neto de 98 millones de euros. En segundo lugar, UBS Gestión registró un balance favorable de 31 millones de euros.