CincoRed

Las TIC se vuelcan en 2009 en el ahorro de costes

Los analistas reducen previsiones, si bien el sector volverá a crecer este año gracias a áreas como el 'cloud computing' y la virtualización.

Gartner, Forrester o IDC, entre otras consultoras, han rebajado recientemente sus previsiones sobre el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para 2009. Pese a la crisis, la industria puede presumir todavía de que durante el próximo año se mantendrá la estela de crecimiento. IDC prevé un incremento del 2,6% 'o menos', Gartner del 2,3% y Forrester del 1,6%.

Para mantener esta evolución, la mayor parte de estos analistas apuesta por la expansión durante 2009 de las tecnologías dirigidas, especialmente, a la reducción de costes para el conjunto de los sectores económicos. Una de ellas será la mayor aproximación de las empresas al llamado cloud computing, tecnología que permite acceder a las aplicaciones a través de internet. Según Gartner, 'proporciona fuertes ahorros de costes'. A su vez, los expertos de IDC creen que para corporaciones como Oracle o HP el cloud computing será estratégico mientras que 'IBM entrará en una fase de despegue'. Otra de estas tecnologías en las que las empresas y administraciones van a incidir será la virtualización. Según Gartner, el uso de estas tecnologías puede reducir significativamente los costes de almacenaje de datos para las empresas.

Por supuesto, y un año más, la llamada tecnología verde va a estar entre los hits del sector. Alex Cullen, analista de Forrester, recuerda que estos dispositivos y aplicaciones, orientados a un menor consumo energético, ganan relevancia en un entorno de crisis como el actual donde 'cada euro importa'. El experto recuerda que Dell ha logrado un ahorro anual de 1,8 millones de dólares gracias a los ordenadores personales que se apagan cuando no se están usando.

En 2009, el sector estará pendiente de las iniciativas de los Gobiernos destinadas a reactivar la economía. Según IDC, estos apoyos contribuirán a fomentar el crecimiento, y destaca áreas como la salud o la industria energética en zonas como EE UU o Europa.

Las corporaciones también han acelerado su adaptación al entorno de crisis. Uno de estos pasos ha sido la creación de planes de financiación para los clientes, que en 2009 alcanzará uno de sus máximos apogeos. Esta política ya ha sido adoptada por compañías como Hewlett-Packard, Microsoft, Oki, o Fujitsu Siemens.

Finalmente, en el sector se va a estar muy pendiente de los movimientos empresariales, especialmente relacionados con el futuro de empresas como Yahoo, así como de la llegada de un gran responsable tecnológico nacional en EE UU. Este fue uno de los compromisos de Barack Obama, presidente electo, en su campaña electoral, quien también prometió un impulso claro y nítido al desarrollo de internet.

IDC. El 25% de la población mundial tendrá acceso a internet

En su informe de previsiones para 2009, IDC señala que el número de internautas superará en el mundo los 1.500 millones, la cuarta parte de la población del globo terráqueo. La consultora afirma que el comercio electrónico rebasará los ocho billones de dólares (unos 5,6 billones de euros). La publicidad online, pese a la crisis, seguirá creciendo y, en EE UU, supondrá el 10% del total del mercado. En este sentido, los expertos de IDC prevén un rápido proceso de consolidación en el segmento de las redes de publicidad en internet.

No es el único segmento donde habrá operaciones corporativas. IDC cree que Google comprará Salesforce, una de la primeras firmas de distribución de aplicaciones a través de internet (han profundizado recientemente su alianza), o algún otro proveedor de soluciones bajo la fórmula de software como servicio (Saas en el argot del sector).

En el mundo de los dispositivos, los expertos de IDC creen que el crecimiento de ventas de teléfonos móviles será plano en el año 2009, mientras que en los ordenadores será positivo gracias a los ultraportátiles de bajo coste o Netbooks, y a las fuertes bajadas de precios.

A su vez, la consultora pronostica que las ventas de reproductores multimedia sufrirán una caída, por primera vez en la historia. En el ámbito de los dispositivos portátiles GPS, estos expertos prevén el inicio de un proceso de consolidación.

Gartner. Más fusiones en el mundo de las telecomunicaciones

Gartner tiene claro que a partir de 2009 va a haber un proceso de consolidación masivo en el sector de las telecomunicaciones. 'En los próximos cinco años, el número de empresas del sector se va a reducir en cerca de un 50% debido al incremento de la capacidad de los servidores de aplicaciones', señala la consultora.

En el ámbito de internet, Gartner espera una mayor expansión de las empresas en el uso de las tecnologías vinculadas a la web 2.0 como las comunidades sociales o los llamados mashups (sitios web que emplean contenido de otras aplicaciones online). 'Es mejor adoptar plataformas sociales antes que después', indican estos expertos, quienes cree que los mashups empresariales deberían experimentar un significante desarrollo hasta 2010.

Gartner también apuesta por un mayor crecimiento de los estándares y de las arquitecturas orientadas a la web. 'En los próximos cinco años habrá nuevas soluciones en este ámbito destinadas al segmento empresarial', señalan estos analistas.

Forrester. El iPhone se hará fuerte en el segmento de la pyme

La pugna entre los proveedores de móviles inteligentes o smartphones va a endurecerse y trasladarse a otros ámbitos. Forrester Research cree que Apple va a irrumpir en el mundo de la pyme y estima que el iPhone podría alcanzar una cuota de mercado en este área cercana al 10%. La consultora opina que la competencia para Apple no vendrá del T-Mobile G1, basado en el sistema operativo Android de Google (que a lo largo de 2009 llegará a más países), sino de Blackberry, que ofrecerá más prestaciones para las empresas.

En el ámbito empresarial, Rob Koplowitz, analista de Forrester, cree que el llamado Information Workplace, punto de convergencia entre portales, herramientas de colaboración online y la gestión de contenidos, está pasando de ser una visión utópica a una realidad.

La crisis marca las nuevas tendencias tecnológicas

Las tendencias tecnológicas de este año 2009 estarán marcadas sin duda por la actual crisis económica, según coincide un grupo de profesores del Instituto de Empresa, que un año más ha colaborado con CincoDías en la elaboración de la hoja de ruta de lo que acontecerá en cuanto a las TIC en los próximos 12 meses. Como bien resumen en su exposición, 'más crisis' se traducirá en 'más internet', en 'más nube' (haciendo alusión al término Cloud Computing o computación en red) y en 'más dispositivos de acceso' y, por tanto, más movilidad. Además, coinciden en destacar el empeño que pondrán los responsables de TI de las organizaciones tanto públicas como privadas en la puesta en marcha de proyectos que tengan en cuenta el ahorro en los costes energéticos. Y, todo ello, aderezado por una mayor presencia de la tecnología en la política y una mayor importancia de la educación tecnológica, en gran parte impulsado por el efecto Obama.

Más internet y más e-commerce

Con la crisis, la banda ancha va a seguir creciendo y el tiempo de uso (en casa gracias a la tarifa plana) va a continuar desplazando, a un ritmo mayor, a otras opciones de ocio y consumo de medios, según opina José María García. Una tendencia que se complementa con la apuntada por Fernando Aparicio, y es la explosión del comercio electrónico, 'que será', dice, 'incentivado por la crisis'. Según este experto, el crecimiento vendrá porque los consumidores miran a sus bolsillos con más cuidado en época de vacas flacas, por la facilidad que da internet para comparar ofertas -unido a la conveniencia de hacerlo desde casa- y por el abaratamiento del ancho de banda. 'Lo mismo cabe aplicar a las empresas, particularmente a las pymes', continúa García, que está convencido de que la red se va a convertir en el mejor aliado contra la crisis para realizar un buen uso de los recursos domésticos y empresariales.

Migrar a la nube

Las empresas van a seguir migrando hacia internet, o hacia la nube, cada vez más servicios y aplicaciones que hoy por hoy gestionan internamente, tales como el e-mail o las herramientas ofimáticas. Y ello vendrá propulsado no sólo porque sus propios usuarios (empleados) se lo están solicitando, ya acostumbrados a utilizar a nivel personal este tipo de servicios con mejor accesibilidad y de uso más fácil, como cree García, sino como añade Enrique Dans por el interés en el ahorro de costes debido al impacto de la crisis. 'La gestión externa de estos sistemas va a cambiar, poco a poco, la organización y los objetivos de los responsables de sistemas, atribuyéndoles cada vez más el papel de estrategas', añade García. También Dans cree que todo ello llevará consigo que 'los proveedores de este tipo de servicios y, en general, todo aquel que gestione un centro de datos, adopten soluciones de virtualización'.

Iniciativas verdes

Ligado al apartado anterior, también se desarrollarán iniciativas relacionadas con el Green IT, debido no tanto a una conciencia ecológica como al fuerte ahorro en costes energéticos que puede llegar a obtenerse, continúa Dans. Para este profesor del Instituto de Empresa, las métricas basadas en eficiencia, como el UPE (Power Use Efficiency, o la cantidad de potencia en vatios que es preciso suministrar a un datacenter para que llegue a un vatio real a los ordenadores) se convertirán en habituales como forma de evaluar el rendimiento de los responsables de TI.

Más movilidad

La movilidad, que ya inició su despegue fuerte durante el año 2008, se extenderá como paso a hacer muchas de las cosas que se hacían ahora delante de un ordenador, desde virtualmente cualquier sitio. José María García señala que los usuarios irán convirtiendo cada vez más a internet en el punto central para almacenar y compartir su información, aplicaciones y relaciones sociales, accediendo a la red desde distintos dispositivos, eligiendo el más cómodo y adecuado en cada caso. 'La red, propulsada por la existencia de auténticos wearable computers como la Blackberry o el iPhone, por el fenómeno netbook y, sobre todo, por la progresiva oferta de tarifas planas por parte de las operadoras de telecos que dan lugar a facturaciones predecibles, se convertirá en una circunstancia habitual de nuestras vidas', dice Dans.

Netbooks por doquier

Si en el último trimestre de 2008 ya se pudo ver cómo las cifras de ventas de los portátiles superaban por primera vez a las de ordenadores de sobremesa, algunos profesores del Instituto de Empresa están convencidos que en el 2009 se verá cómo los netbook, entendidos no como portátiles pequeñitos sino como ordenadores que trabajan sobre conexiones permanentes a la red, pasan a superar en ventas a los ordenadores portátiles convencionales, impulsados por consideraciones de precio y por su vinculación a contratos de telefonía con tarifas planas. 'Este tipo de dispositivos se convertirán en enormemente habituales en cafeterías, transporte público, clases, reuniones, maletines de ejecutivos de todo tipo… como forma de desarrollar trabajo de manera sencilla sobre servidores en la red', remarcan estos expertos.

Educación tecnológica

En 2009 tomará más fuerza la educación tecnológica gracias al efecto Obama. Y es que uno de los puntos clave del programa del nuevo presidente de EE UU, Barack Obama, que asumirá su cargo el próximo 20 de enero, es dar respuesta a las necesidades tecnológicas de la sociedad mediante programas de alfabetización desde la educación temprana, programas que vayan mucho más allá de simplemente 'enseñar Office' e intenten generar usuarios conscientes, alejados de los mitos más habituales, y capaces de utilizar la tecnología de una manera natural. Probablemente se contagie la idea a otros muchos países.

Tecnología en la política

La incorporación progresiva de la tecnología a todas las áreas de la vida privada y pública chocará, opina Dans, con las necesidades de una clase política que, salvo excepciones, 'resulta ser completamente analfabeta en este tipo de temas, y que hasta el momento únicamente veía internet con la limitadísima óptica de la campaña electoral'. Internet pasará, continúa, a ser una necesidad para demostrar transparencia, para mantener una conexión permanente con la ciudadanía y para construir o deshacer liderazgos: de una política que utiliza la red, a una red que cambia la forma de hacer política.