Fraude en Wall Street

El juez aprueba transferir casi 20 millones para liquidar la empresa de Madoff

El juez que lleva el caso de Bernard Madoff en el Tribunal de Bancarrotas de Estados Unidos aprobó hoy transferir 28,1 millones de dólares (casi 20 millones de euros) para cubrir los gastos de liquidación de la empresa del ex presidente del Nasdaq, que se encuentra bajo arresto domiciliario tras ser acusado de un estafa que podría superar los 50.000 millones de dólares.

Irving Picard, designado por la Corporación para la Protección de Inversores Bursátiles para controlar la liquidación de la empresa, había solicitado los 28,1 millones de dólares para pagar los salarios a los empleados de Bernard L. Madoff Investment Securities y cubrir otros gastos administración, petición que ha sido aceptada este martes por el juez Burton Lifland.

Según la documentación registrada en el Tribunal de Bancarrotas de Nueva York, la transferencia del dinero al fideicomiso creado por Picard ya había sido aceptada por el Bank of New York Mellon Corporation, que ya había transferido 883.000 dólares para cubrir otros gastos de la liquidación, según informa la cadena Fox.

La Corporación para la Protección de Inversores Bursátiles, organismo creado en los años setenta por el Congreso, intentará ayudar a los inversores estafados por Madoff a recuperar el dinero que pusieron en manos del corredor, que se extienden a entidades y particulares de Estados Unidos, Europa, América Latina y Asia.

Mientras tanto, el financiero ya sólo tiene menos de 48 horas para entregar a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) un listado de todos sus activos, incluidos sus obras de arte, propiedades inmobiliarias, coches, joyas, así como las direcciones y nombres de todas las cuentas bancarias, préstamos, inversiones, líneas de crédito, participaciones en empresas y cuentas de intermediación a su nombre.

Madoff fue arrestado el 11 de diciembre tras ser acusado de ser el principal responsable de una estafa piramidal con miles de afectados en todo el mundo. Tras comparecer ante el juez quedó en libertad bajo fianza y ahora no podrá abandonar su domicilio de Manhattan entre las siete de la tarde y las nueve de la mañana y será vigilado en todo momento a través de un brazalete electrónico.