Inmobiliario

El informe de Martinsa podrá ser impugnado hasta el 13 de enero

Los acreedores de Martinsa Fadesa que estén insatisfechos con el importe o la calificación que de sus deudas pendientes haya realizado en su informe la administración concursal tienen desde ayer y hasta el próximo día 13 de enero para presentar sus alegaciones al balance presentado el 2 de diciembre.

Ese mismo plazo de diez días hábiles es el que asistirá a los eventuales acreedores que no hayan sido incluidos en el inventario de deudas de la inmobiliaria, según el edicto emitido por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de La Coruña.

Según la comunicación judicial, los interesados en impugnar el inventario o la lista de acreedores deberán presentar una demanda incidental, en la que tendrá que aparecer la firma de un abogado y la de un procurador para que sea admitida a trámite. De lo contrario, se obviarán.

Según la Ley Concursal, el juez del caso dispondrá del tiempo que considere oportuno para resolver las alegaciones que se planteen al informe concursal. Fuentes jurídicas aseguran que este proceso podría demorarse varios meses dado que la masa pasiva de la inmobiliaria supera los 7.000 millones de euros.

Tiempo para negociar

Una vez resueltas las posibles alegaciones por parte del juez, los administradores dispondrán de un plazo de cinco días para presentar el informe concursal definitivo, con el que se pondría fin a la fase común del proceso.

La duración de este periodo marca el tiempo del que dispone Fernando Martín y su equipo de colaboradores para pactar un convenio con sus acreedores que permita la supervivencia de la inmobiliaria, ya que tras la finalización de la fase común se deberá determinar si la compañía es viable o si, definitivamente, se procede a su liquidación.