Michael Malefakis

'La universidad de EE UU es más flexible que la europea'

Presenta el curso Private Wealth Management, dirigido a familias con grandes patrimonios para que mantengan su legado, y que se impartirá en colaboración con IE Business School.

La Chicago Booth School of Business trae a España el curso Private Wealth Management Spain, en colaboración con el IE Business School. El curso se impartirá entre el 23 y el 26 de marzo y pretende orientar a las familias ricas para mantener su patrimonio de generación en generación. Michael Malefakis, hijo del historiador Edward Malefakis, es director ejecutivo de la escuela de negocios estadounidense.

¿Cómo surgió la idea de traer el programa a España?

José Ramón Sanz profesor del curso participó en el primer curso, en Chicago. Fue tan impactante para él y sus dos hijos que tuvo la idea de traerlo a España. Llevamos tres ofertas en Chicago, una en Asia y esta será la primera en Europa. Está más enfocada al mercado español, espero que las próximas sean para Europa en general.

¿Qué enseña el curso?

Nuestros ex alumnos pedían ayuda con preguntas como: 'Ya he sido muy exitoso con mi negocio, ¿qué hago con mi patrimonio? ¿Cómo lo transmito a mis futuras generaciones?' Ser exitoso en un negocio o en inversiones no significa que se sea exitoso en trasladar valores a los hijos. Si piensas en una familia cualquiera, de clase media, hay falta de entendimiento entre padres e hijos. Agregas un gran patrimonio y se duplica la complejidad, porque hay mucha presión de un patriarca quizá muy fuerte que ha sido muy exitoso y está imponiendo una visión para los hijos, o hijos que no han tenido la práctica de luchar por sus bienes. Es un programa que incluye valores familiares, como la comunicación entre generaciones o la protección de bienes.

¿Dónde recomiendan invertir?

No estamos hablando de inversiones para 5 o 10 años, sino de inversiones que durarán 3 o 4 generaciones. Contamos con la objetividad de la universidad. Nosotros no intentamos vender ningún servicio, nos enfocamos a inversiones que se han comprobado con rigor, con investigaciones académicas. Una familia con un gran patrimonio puede convertirse en blanco de muchas solicitudes, de gente que se intenta aprovechar. Intentamos darles una caja de herramientas para filtrar estas ofertas.

¿Qué valores se fomentan?

Esperamos que el plan de inversión incluya una visión filantrópica y una visión de largo plazo. Un ejemplo es David Booth, ex alumno de la Universidad que el 6 de noviembre nos hizo la donación más grande a una escuela de negocios, 215 millones de euros. Riqueza sin valor es solamente dinero, como dice Stuart Lucas, uno de los profesores. Su familia vendió Nestlé en 1985 y antes Stuart trabajaba en fondos de inversión. Pasaron de ser una empresa a tener que manejar patrimonios líquidos. æpermil;l puede hablar con confianza a otras familias que estén en una situación similar.

¿Qué tipo de alumnos reciben?

Cuando lo ofrecimos en EE UU, un tercio del curso procedía de Asia, Europa y las Américas. Nos sorprendió la respuesta del mercado internacional. Un 50% de los alumnos vienen en familia. Hemos tenido hasta cuatro miembros de tres generaciones de una misma familia en algún curso, pero suelen venir en grupos de dos generaciones.

¿También estudian casos?

Sí, por eso involucramos al Family Office Exchange, que tienen casos exclusivos que no están publicados. Los nombres se han cambiado, pero aún así los alumnos firman un acuerdo de confidencialidad. Entre los propios alumnos se cuentan su problemática. La industria financiera no puede participar. Hemos tenido algunos candidatos con el patrimonio necesario, pero que trabajan como asesores de inversión, y no los dejamos entrar al curso.

¿Qué sistema universitario le gusta más, el europeo o el de EE UU?

La ventaja del sistema europeo es que por lo general las tarifas de entrada son menores que en las universidades de élite de EE UU. A cambio, éstas son más flexibles. Una escuela como Chicago puede enfocarse en la investigación, y otra como Harvard puede centrarse en el estudio de casos.

¿Eso va a cambiar con el nuevo plan de universidades europeo?

No soy experto, pero a mi entender sí. Es otra cultura. En EE UU las escuelas de negocios siempre han fomentado que los ex alumnos retroalimenten su alma máter. Las escuelas en España están un poco más avanzadas que otras en Europa, y están fortaleciendo sus redes de ex alumnos en una forma un poco más parecida al estilo norteamericano.

Una institución con influencia en la Casa Blanca

El presidente electo de EE UU, Barack Obama, dio clases en la facultad de derecho de la Universidad de Chicago, y muchos de su asesores formales e informales también trabajan ahí. 'Va a ser muy importante para la reputación de la universidad y la ciudad', afirma Michael Malefakis.

Obama hará honor a un lema de la universidad: Las ideas compiten, la gente colabora. Es decir, que Obama querrá escuchar ideas de todo signo. 'Ha elegido la gente más inteligente para asesorarlo. No necesariamente tiene que estar de acuerdo con lo que piensa el presidente', señala Malefakis,

También cree que será bueno para las universidades en general, algunas de las cuales le han apoyado mucho en su campaña. 'Es un gran orador, gracias a su formación', añade el director de la escuela de negocios de la Universidad de Chicago. 'Creo que eso va a influir a la generación de jóvenes, les animará a enfocarse en los estudios. Además va a aumentar las becas, algo especialmente importante ahora que no hay crédito para pedir préstamos'.