Energía

La CNE disparará el número de inspecciones el año que viene

La Comisión Nacional de la Energía va a acelerar su actividad inspectora en 2009, sobre todo por el plan especial para controlar la actividad en el sector de las renovables. El regulador prevé levantar hasta 5.529 actas de inspección.

El consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) aprobó ayer el plan de inspección del organismo para 2009, que supondrá un incremento significativo de la actividad de control del regulador. En concreto, la CNE tiene previsto levantar hasta 5.529 actas de inspección a lo largo del año que viene, una cifra considerablemente superior a la de ejercicios anteriores, como las 679 de 2007 o las 371 de 2006 (últimas cifras oficiales disponibles).

El impulso a esta actividad vendrá dado, sobre todo, por el interés tanto del Ministerio de Industria como de la entidad que preside Maite Costa por poner fin al fraude en sector de las renovables, donde han proliferado promotores interesados únicamente en cobrar las subvenciones que reciben este tipo de energías. Así, el plan de la CNE contempla la inspección de 1.447 huertos solares con 4.189 instalaciones fotovoltaicas, de 70 instalaciones eólicas y de 111 generadoras de energía a través de cogeneración de alto rendimiento.

Además, la Comisión analizará las liquidaciones, compensaciones, cuotas y coeficientes reductores de 1.047 instalaciones propiedad de 280 empresas de los sectores del gas y la electricidad. También se ha propuesto verificar el cumplimiento de los requisitos y condiciones técnicas de 112 instalaciones de generación, transporte y logística de eléctricas, gasistas y petroleras.

En su sesión de ayer, el consejo del regulador también emitió su informe sobre la propuesta de orden ministerial que unifica las obligaciones que tienen eléctricas y gasistas de facilitar información de carácter contable, económica y financiera. La CNE debe ser la que, en una circular, establezca el detalle de la información concreta que deben suministrar las empresas y cuáles están obligadas a ello.

En todo caso, en la reunión de ayer ya decidió suavizar las exigencias iniciales que plantea el Gobierno. Así, excluye de la obligación de remitir datos a las eléctricas que no tienen que auditar por ley sus cuentas anuales. También considera que deben quedar fuera las empresas de generación con una potencia instalada menor a 40 megavatios (MW), frente al límite de 15 MW previsto por el Ministerio de Industria.

Contratación a plazo

Otro de los temas tratados por los consejeros del organismo fue la regulación de la contratación de la electricidad en el mercado a plazo gestionado por Omip-Omiclear para la primera mitad del año que viene.

En esta ocasión, frente a la propuesta de Industria de fijar unas obligaciones de compra de 5.544 gigavatios hora (GWh), la CNE aboga por una cifra de sólo 1.014 GWh, al entender que hay que excluir la energía que actualmente se contrata con las tarifas D y G-4 (para grandes consumidores), que van a desaparecer el próximo 31 de diciembre, así como el volumen cuya contratación ya está comprometida para el primer semestre del 2009.

Avance del mercado liberalizado

El número de consumidores que contratan electricidad y gas natural en el mercado liberalizado sigue aumentando, según el último informe elaborado por la CNE, con datos al cierre del tercer trimestre del año.

En la actualidad, de los 31,6 millones de puntos de suministro de gas y electricidad existentes en la Península, el 16,6% ya opera en el mercado libre, frente al 15,05% del trimestre anterior. En total, 5,3 millones de titulares de puntos. La liberalización sigue siendo mayor en el mercado del gas (50,48% del total) que en el eléctrico (7,77%).