Convenio

La 'city' madrileña comenzará a construirse en Chamartín en 2010

La futura 'gran ciudad financiera' de Madrid, la 'city' que llama el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, comenzará a construirse en 2010, para cuando se prevé el final de la crisis, sobre las instalaciones ferroviarias de Chamartín y aledaños, y con una inversión estimada en casi 11.000 millones de euros.

La puesta en marcha de esta operación, que además permitirá ampliar la estación de Chamartín para 22 millones de viajeros, 10 veces más que en la actualidad, y construir 16.000 viviendas, 4.000 de ellas públicas, será posible tras la firma hoy por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el alcalde, de un acuerdo que se ha retrasado más de 15 años.

Ahora toca redactar el Plan Parcial de Reforma Interior del ámbito, que ocupa 3.120.000 metros cuadrados propiedad de Fomento (66,2%), del Ayuntamiento (10,2%), la Comunidad de Madrid (5,6) y particulares (17,8%), y en aproximadamente un año y medio podrán comenzar las obras de los edificios, muchos de ellos rascacielos, de oficinas, viviendas, hoteles y espacios comerciales, que estarán terminados dentro de 12 años.

Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid ha calculado en 240.000 los empleos que generará la llamada Operación Chamartín o Prolongación de la Castellana, con una media de 20.000 cada año durante las obras, a los que se sumarán los 68.000 empleos que se estima que concentrarán las empresas que se instalen en esta zona.

Y todo ello sin que las administraciones promotoras de la actuación tengan que aportar un euro, ya que los 4.200 millones que se destinarán a infraestructuras públicas -el resto, más de 6.000 millones, es la previsión de coste de los edificios- saldrán de los beneficios de la operación.

Mientras esos más de 6.000 millones darán forma a una ciudad financiera con 1,2 millones de metros cuadrados para oficinas, con los otros 4.200 millones se ejecutarán por Fomento la remodelación de la estación de Chamartín, el nuevo túnel de conexión para el AVE Atocha-Chamartín y la línea de Cercanías desde la T-4 a Chamartín, que ya ha comenzado a ejecutarse.

A su vez, el Ayuntamiento construirá el túnel del "by-pass" Norte de la M-30, que estaba pendiente hasta que esta operación se desbloqueara, y el conjunto de los promotores llevará a cabo otras 11 actuaciones, entre ellas toda la urbanización, la prolongación de la Castellana y los nudos de conexión norte y de Fuencarral, y una nueva línea de Metro.

Unas instalaciones del Canal de Isabel II, la conexión entre los barrios de Tres Olivos y de Las Tablas, las conexiones transversales de Fuencarral, el cubrimiento de vías y diversas intervenciones relativas a afecciones a edificaciones, instalaciones y servicios existentes serán financiados también con esos fondos.

Fomento -Renfe y Adif- lo harán a través de la empresa Duch -creada a partir del acuerdo de 1993 entre el Ministerio y Argentaria para gestionar sus beneficios en la operación- y el Ayuntamiento lo hará directamente.