Bolsa de Nueva York

El goteo de datos negativos lastra a Wall Street en el inicio de una semana semifestiva

Mal inicio de semana en la Bolsa de Nueva York. Las malas previsiones de las empresas de cara al año que viene y las constantes reducciones de plantilla, hicieron mella en el Dow Jones que cedió un 0,69%.

En un día en el que apenas se difundieron datos macroeconómicos, las empresas se encargaron de dar los disgustos a los inversores. Las pesimistas previsiones para los resultados de fin de año y para el próximo 2009 tocaron la moral de los inversores que ordenaron vender. El Dow Jones perdió un 0,69% y cerró la sesión en 8.519 puntos, mientras que el Standard and Poors cedió un 1,83% hasta los 871 puntos. El tecnológico Nasdaq fue el más castigado de los índices y cayó un 2,04%.

En una semana más corta de lo habitual por las festividades de Navidad, la mala salud de las empresas norteamericanas contagió la incertidumbre a los inversores, que decidieron salir de Wall Street. Si bien la sesión operó con pérdidas durante la mayor parte del tiempo, a falta de una hora para el cierre el Dow Jones caía un 2%. Sólo una pequeña ola compradora de última hora pudo moderar el retroceso de los índices.

Si normalmente son los indicadores que miden la salud de la economía norteamericana quienes influyen en el comportamiento de los inversores, hoy fue el turno de algunas empresas, que empeoraron sus previsiones de resultados. La empresa fabricante de coches Toyota, anunció la posibilidad de cerrar el ejercicio con pérdidas, algo inédito en la empresa japonesa desde la década de los años 40. Esto influyó negativamente en los inversores, que siguen desconfiando del sector motor y castigaron duramente a todas las empresas del sector. General Motors cayó un 21,5% y volvió a ser la peor empresa del Dow Jones.

DOW JONES 28.535,80 -1,57%

Por otro lado, las empresas siguen anunciando reajustes de plantilla, la empresa de maquinaria pesada Caterpillar anunció un agresivo plan de reducción de costes. A partir de 2009, la empresa de Illnois reducirá un 50% el sueldo de sus directivos, y otorgará bajas voluntarias a cualquier empleado que la solicite.

De las empresas que cerraron la jornada en verde, destacó la farmacéutica Merck, que ganó un 1,89%, McDonalds fue la segunda mejor con un avance del 1,62%, mientras que la tecnológica United fue la tercera con unas ganancias del 0,74%.En el plano de pérdidas, American Express cedió un 5,2%, la empresa de aluminios Alcoa un 5,15% y Citigroup un 3,85%.

El mercado de futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU volvió a operar a la baja y cerró con un recorte del 5,8%, para cerrar la sesión en torno a los 39 dólares por barril. Esta nueva bajada no afecto a la cotización de las grandes petroleras que se mantuvieron en la mitad de la tabla.