Movimientos empresariales

El consorcio catalán interesado en Spanair sondea a Lufthansa como socio de la operación

Turismo Barcelona y la sociedad de capital riesgo Catalana d'Iniciatives están sondeando a la compañía alemana Lufthansa para que entre en el capital de Spanair en la nueva fase que se quiere iniciar para la línea aérea, según han avanzado hoy fuentes financieras conocedoras de la operación.

Estos sondeos responden a los contactos preliminares que se están llevando a cabo para que Spanair inicie una nueva época de mano de la iniciativa catalana.

Se da la circunstancia de que Lufthansa es miembro, como la propia Spanair, de Star Alliance, de la que también forman parte United y Swiss Air, entre una veintena de compañías.

Portavoces de Catalana d'Iniciatives consultados al respecto han evitado pronunciarse sobre los futuros socios de capital privado con los que se está contactando, mientras que no ha sido posible hablar con Turismo Barcelona.

La cuota de mercado en el aeropuerto de El Prat de Star Alliance es del 20,8%, de la que el 13% corresponde a Spanair; y en el reparto de la T-Sur Spanair y sus socios de Star Alliance se quedaron con el 21% del espacio disponible, siendo la segunda alianza aérea más beneficiada después de Oneworld, que lideran Iberia y British Air.

Ayer se hizo público que Turismo de Barcelona -con un 40% en manos del Ayuntamiento de Barcelona- y la sociedad de capital riesgo Catalana d'Iniciatives -controlada en un 27% por la Generalitat y por el consistorio de la capital catalana- han acordado comprar a SAS entre el 25% y el 30% del capital de Spanair.

Este acuerdo está condicionado a que los socios catalanes encuentren inversores privados, antes del 31 de enero, para asumir otro 50% del capital, para lo cual se está contactando, en una fase que ahora sólo puede ser inicial, con futuros socios, como es el caso de las líneas aéreas alemanas Lufthansa.

El precio de la operación será de un euro y SAS asume la deuda de su filial Spanair y se compromete a permanecer como socio industrial con un 20%.

Las mismas fuentes financieras han explicado que el plan es que posteriormente se pueda hacer una ampliación de capital en Spanair que permita el normal funcionamiento de la compañía, en especial la renovación de la flota de aviones, actualmente configurada por 48 aparatos.

Otra alternativa para buscar a otro inversor pasa por implicar a la Cámara de Comercio de Mallorca para que entre con un paquete que podría rondar el 15%.

El consejero de Economía, Antoni Castells, ha asegurado hoy que la Generalitat "ve con simpatía" el intento por parte de empresarios e instituciones catalanas para comprar el 80% de Spanair a la línea escandinava SAS.

Castells ha recordado que Spanair es el tercer operador por importancia del aeropuerto de El Prat, donde transportó el año pasado 4,2 millones de pasajeros.

En 2007, Spanair perdió 31,4 millones de euros, tiene una deuda de 280 millones y facturó un total de 838 millones con un total de 8,4 millones de pasajeros y una plantilla de más de 3.400 empleados.

SAS intenta esta alternativa después de haber fracasado este año en su intento de vender la compañía y tras el accidente de Barajas del pasado 20 de agosto en el que murieron 154 personas.