Acuerdo

Gecina suspende la escisión de Metrovacesa ante la salida de los Sanahuja

La inmobiliaria francesa Gecina anunció hoy que suspende la escisión de la española Metrovacesa a la espera de la formalización del acuerdo de la familia Sanahuja para ceder a seis bancos su participación en esta última.

En un comunicado, Gecina señaló que su Consejo de Administración ha tomado nota del acuerdo entre BBVA, Banesto, Sabadell, Popular, Santander y Caja Madrid con los Sanahuja, que cederán a esos bancos más de 38 millones de títulos a cambio de cancelar 2.090 millones de euros de su deuda, que supera los 4.000 millones.

La inmobiliaria francesa destacó que "la realización de este acuerdo podría conducir a un cambio significativo en la estructura accionarial de Metrovacesa", que tiene el 26,9% de Gecina. Por eso decidió que "suspende la aplicación del acuerdo de separación" a la espera de la realización del pacto entre la familia Sanahuja y las entidades financieras, por el que éstas pasarían a disponer del 54,75% de Metrovacesa, y del "análisis de sus consecuencias".

El pasado 24 de septiembre, Gecina había dicho que pretendía relanzar el proyecto para su escisión de Metrovacesa, que durante un tiempo había sido suspendido por las autoridades bursátiles francesas por la posición en el accionariado de los empresarios españoles Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler.

METROVACESA 9,42 -0,84%

Por otro lado, Gecina aseguró que este año cederá más de 600 millones de euros de activos, de forma que a finales de 2008 su liquidez será superior a 500 millones de euros, y sus deudas representarán menos del 40% del valor de sus activos.

La compañía francesa tiene intención de continuar con su programa de cesiones en 2009, con un montante que debería estar entre 600 y 700 millones de euros, lo que "permitirá continuar la reducción de la deuda financiera en respuesta al clima actual de incertidumbre que caracteriza el mercado".

Gecina espera el próximo ejercicio incrementar el flujo de caja después de impuestos y antes de cesiones en más del 10%, "gracias a la reducción del costo de la deuda y de las cargas de explotación así como del alza de los alquileres sobre una base comparable".

Por otra parte, el Consejo de Administración de la inmobiliaria francesa indicó que va a adelantar el pago, el próximo 30 de enero, de 2,5 euros por acción a cuenta del dividendo de 2008. El resto del dividendo se pagará una vez que se hayan cerrado las cuentas del actual ejercicio y hayan sido aprobadas por la asamblea general.