Previsiones

Alerta roja, se disparan los inventarios de chips

La consultora estadounidense iSuppli, una de las principales medidoras sobre la evolución del sector de los chips, lanzó esta semana, y por primera vez en su historia, una alerta roja sobre el exceso de inventarios de semiconductores en los almacenes de los fabricantes.

Los expertos de iSuppli, han pronosticado que estos stocks alcanzarán un valor próximo a 10.200 millones de dólares (en torno a 7.130 millones de euros) al término del cuarto trimestre de 2008, un 268% más que en el periodo entre julio y septiembre. La última situación similar en esta industria se produjo en julio del año 2004 cuando iSuppli emitió una alerta amarilla, menos grave que la actual.

Derek Lidow, presidente de iSuppli, advirtió que este incremento de los stocks está teniendo un grave impacto en los precios de los semiconductores, así como en los ingresos y beneficios de las empresas del sector.

Entre los factores que han provocado este incremento de los inventarios figura la fuerte caída de la demanda de chips durante el cuarto trimestre, 'mayor de la esperada', según Lidow. La consultora señala que con la recesión va a haber un menor gasto de los consumidores en productos de electrónica de consumo. Además, estos observadores afirman también que los fabricantes de semiconductores y de sus componentes no han sabido reducir el ritmo de la producción tan rápido como deberían haberlo hecho para adecuarse a esta situación. De mantenerse esta tendencia, Lidow advierte que la recuperación de todo el sector se retrasará.

En términos globales, iSuppli pronosticó una caída de los ingresos de la industria mundial de semiconductores del 9,4% en 2009 hasta 241.000 millones de dólares. Previamente, la consultora recuerda que había pronosticado un crecimiento del 6,8%.

Para 2008, estos expertos prevén un retroceso del 2%, con lo que la industria se enfrentaría a dos años consecutivos de caída. La firma recuerda que los ingresos de la industria cayeron un 28,6% en 2001, por culpa de la crisis tecnológica derivada de la explosión de la burbuja del puntocom, aunque en 2002 sí logró recuperarse un 2,4%.

Gartner coincide

Gartner prevé una caída de las ventas de chips en 2009 del 16,3% hasta 219.000 millones de dólares. La firma también ve dos años seguidos de retroceso. Gartner justifica esta evolución en las menores ventas de PC y de otros equipos de electrónica.