Resultados empresariales

FedEx gana 877 millones de dólares en su primer semestre fiscal, un 10% menos

La compañía estadounidense de mensajería y paquetería FedEx ganó durante los seis primeros meses de su ejercicio fiscal (junio-noviembre) 877 millones de dólares, lo que supone un descenso del 10% respecto del mismo periodo del año anterior.

El grupo estadounidense, con sede en Memphis (Tennessee), anunció hoy sus resultados semestrales, que reflejan un beneficio por acción de 2,81 dólares, y los correspondientes al segundo trimestre fiscal (septiembre-noviembre).

En ese periodo, la empresa de mensajería ganó 493 millones de dólares (1,58 dólares), lo que supone un incremento del 3% respecto del segundo trimestre fiscal del año anterior. Los ingresos de la compañía aumentaron el 5% durante los seis primeros meses de su ejercicio, hasta 19.508 millones de dólares, y el 1% en el segundo trimestre, hasta 9.538 millones.

En cuanto a los gastos operativos, durante la primera mitad del año aumentaron el 6%, hasta 18.094 millones de dólares, y sólo entre septiembre y noviembre se incrementaron un 1%, para alcanzar los 8.754 millones de dólares.

Ello permitió que el beneficio operativo alcanzara en el semestre 1.414 millones de dólares (un 11% menos que un año antes) y en el trimestre 784 millones de dólares, una cantidad similar a la del ejercicio anterior.

"Nuestros resultados financieros se están viendo afectados por una de las peores condiciones económicas en los 35 años de actividad de la compañía", reconoció el presidente y consejero delegado de FedEx, Frederick Smith, al presentar las cuentas de la firma, muy estudiadas por los expertos como indicador de la marcha de la economía nacional.

Debido a esas duras condiciones, la empresa trata de recortar sus costes y "sacar el máximo provecho de las oportunidades de mercado", según explicó su máximo responsable.

Aún así, reconoció que se están tomando "medidas adicionales para ayudar a compensar la débil demanda, proteger el negocio y minimizar la pérdida de puestos de trabajo", en vista de que "las condiciones en 2009 seguirán siendo muy difíciles".

Entre esas medidas destacan la congelación de las contrataciones, la eliminación de las retribuciones variables y la reducción de personal en las áreas de carga y oficina.

Además, a partir del próximo 1 de enero la base salarial de Smith se recortará en un 20% y la de los ejecutivos senior entre un 7,5% y un 10%, al tiempo que se suspenderán las contribuciones al plan de pensiones 401-K, un programa muy común entre las empresas estadounidenses.

Para el conjunto del año, FedEx espera ganar entre 3,5 y 4,75 dólares por acción, un cálculo en el dice haber tenido en cuenta "la debilidad general de las condiciones económicas mundiales".

Poco después de la apertura de la Bolsa de Nueva York, los títulos de FedEx subían más de un 1% y se negociaban por encima de 64,6 dólares. En lo que va de año, sus acciones han caído un 27,22%, en línea con lo ocurrido de forma generalizada en el mercado.