Movimientos corporativos

British Airways afirma que las negociaciones con Iberia continúan al mismo ritmo

Las negociaciones entre British Airways (BA) e Iberia "siguen progresando al mismo ritmo y no se esperan cambios" tras el fracaso de los contactos de la compañía británica con la australiana Qantas para una fusión entre ambas aerolíneas.

Así lo afirmaron fuentes de la compañía británica, que aseguraron que la dirección de BA "sigue trabajando para lograr una conclusión exitosa" de los contactos con Iberia para poder fusionar ambas compañías, que ya operan numerosas rutas conjuntamente.

Las fuentes añadieron que "no hay plazos concretos sobre la mesa" para avanzar en los contactos o para llegar a un punto en el que se tenga que tomar una decisión final, pero reconocieron que las negociaciones "están prolongándose más tiempo del que esperábamos".

Los contactos entre BA e Iberia fueron uno de los obstáculos que hicieron fracasar el intento de fusión entre la aerolínea británica y Qantas, que en un comunicado conjunto informaron hoy de que "pese a los potenciales beneficios a largo plazo previstos (...) no hemos sido capaces de llegar ahora a un consenso".

No obstante, ambas compañías seguirán operando juntas rutas entre Australia y el Reino Unido como miembros de la alianza One World, a la que también pertenece la española Iberia.

Si la operación hubiera salido adelante, hubiera creado la mayor aerolínea del mundo por destinos y segunda por número de aviones, con un valor estimado de más de 5.000 millones de dólares.

BA explicó en un comunicado, tras conocerse el fracaso de la fusión, que rechazó la posibilidad de que Qantas fuera la propietaria de más del 50% de la empresa resultante, pese a que actualmente la australiana tiene un valor de mercado mayor.

La ley australiana establece que Qantas debe tener a inversores australianos como propietarios principales y que su sede central y sus instalaciones principales deben estar en Australia.