Infraestructuras

ACS construirá y gestionará una autopista en Portugal por 690 millones

El Grupo ACS se apuntó ayer el proyecto de construcción y explotación durante un periodo de 30 años de la autopista lusa del Bajo Alentejo. La concesión, ganada por la filial Iridium, ha sido entregada por el Gobierno de Portugal y está valorada en 690 millones de euros.

La española actuará sobre la infraestructura que unirá las localidades de Sines y Beja y sobre distintas carreteras en su área de influencia, hasta sumar un total de 347 kilómetros. La citada Iridium ha liderado un consorcio en el que aparecen firmas locales como Edifer, Tecnovia y Conduril. ACS también ha colocado a su constructora, Dragados, para la realización de las obras.

La final por esta concesión tenía color español. Y es que la compañía que preside Florentino Pérez se impuso al consorcio formado por Somague e Itínere, ambas subsidiarias del grupo Sacyr Vallehermoso.

ACS 31,70 0,73%

El encargo consiste en habilitar 84 kilómetros de carretera nueva, duplicar otros 43 kilómetros y la remodelación de otros 220 kilómetros de vías existentes en la zona de la autopista. Los ingresos se derivarán del pago por disponibilidad y de peajes en sombra.

En el capítulo de financiación, la inversión contará con el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que aportará 210 millones, mientras el resto está ya asegurado por el grupo de bancos que completan el consorcio, entre ellos Caja Madrid, SG y Santander Totta.

Este concurso se enmarca en un plan de autopistas con participación privada, por valor de 5.000 millones, para crear 1.300 kilómetros de carreteras y vías de peaje en los próximos dos años.

Tras entrar en el mercado luso en 2003, con la A-23, el Grupo ACS puja por otras concesiones en el país y es finalista en el concurso para construir el primer tramo del AVE luso, el que unirá Caia y Poceira, por valor de unos 1.400 millones.

Iridium crece fuera

En el último semestre Iridium ha cosechado en el mercado internacional la adjudicación de la autopista canadiense A-30, junto con Acciona; la I-595 en Florida, y la I-69 en Texas. Ya en España, ganó la semana pasada el Eje Diagonal en Cataluña.