Textil

Inditex esquiva la crisis y gana un 2% más en el último trimestre

Inditex ha cerrado su tercer trimestre fiscal con un repunte de su beneficio del 2% y del 11% en ventas. Un avance que queda lejos del crecimiento logrado hace un año, cuando su beneficio crecía a un ritmo del 30%. La textil reaccionó con un avance en Bolsa del 4,52%.

Inditex capea por el momento la crisis. El grupo textil gallego presentó ayer sus resultados del tercer trimestre fiscal (finalizado el pasado 31 de octubre) en el que logró elevar su volumen de ventas un 11%, situándolo en 7.353 millones de euros.

Más reducido fue el crecimiento del beneficio atribuido a la sociedad, que tan sólo repuntó un 2%, hasta 843 millones de euros. Un porcentaje que queda lejos de la senda de crecimiento que alcanzaba la firma de Arteixo hace un año, cuando su beneficio avanzaba a un ritmo del 30%.

Sin embargo, el gigante textil español está satisfecho con los resultados obtenidos. Su consejero delegado Pablo Isla destacó durante su conferencia con analistas que 'se han logrado en medio de un entorno desafiante', manteniendo 'los costes bajo control' y logrando 'una fuerte generación de caja'.

INDITEX 31,06 0,10%

El máximo responsable ejecutivo de Inditex recalcó además la positiva evolución del negocio en España, que supone alrededor del 34% de las ventas globales del grupo y aporta 1.800 de las cerca de 4.200 tiendas del la multinacional. Aunque Inditex no desveló cómo han evolucionado las ventas en términos constantes, (es decir, sin cuantificar las realizadas en los establecimientos abiertos durante el trimestre), sí que hizo hincapié en que la superficie de ventas en España crece a un ritmo de entre el 7% y el 8%.

El grupo también resaltó que este avance se ha conseguido a pesar de que España cuenta con un sector textil 'fragmentado' que además está 'decreciendo'. Sin embargo, la compañía reconocía que la evolución de su negocio en España está por debajo de la media del grupo y citaba Europa del Este y Asia como los mercados de mayor expansión. Inditex también recalcó que la actual situación financiera y la contracción del consumo no va a suponer un cambio en su política de precios. En cuanto a la evolución de los próximos meses, Pablo Isla remarcó que el objetivo de crecimiento en ventas a medio y largo plazo se sitúa en torno al 4%. Además, apuntó que las primeras semanas del cuarto trimestre fiscal indican una evolución similar a las del tercero, a la espera de conocer el comportamiento durante la campaña navideña.

El parqué madrileño reaccionó positivamente a estos resultados y permitió a los títulos de Inditex apuntarse una subida del 4,52%, la segunda mayor del selectivo Ibex 35, hasta concluir la sesión a 30,52 euros. Un cierre que contrasta con el movimiento inicial, ya que al principio de la jornada Inditex llegó a ceder el 3,8%. En lo que va de año, el grupo textil ha perdido el 27% de su capitalización.

Uterqüe, nuevo pilar de crecimiento del grupo

Inditex no desveló ayer cuáles son sus planes de expansión para 2009, ya que no los hará públicos hasta finales del próximo marzo cuando presente sus resultados anuales. Sin embargo, la compañía gallega sí hizo énfasis en que uno de los pilares de crecimiento de cara al próximo ejercicio será la cadena de complementos Uterqüe. Al final del último trimestre, la cadena más joven de Inditex contaba con 24 establecimientos (en Madrid, Barcelona, Atenas u Oporto), pero el objetivo de la multinacional es cerrar su ejercicio con 30 locales. Una cifra que duplicará a lo largo del próximo ejercicio. Aunque no desveló en qué ciudades realizará las aperturas, apuntó que entrará 'en nuevos mercados'. Sí señaló que el comportamiento inicial de la división lanzada el pasado verano ha estado 'por encima de las expectativas'.

Inditex también explicó durante su presentación de resultados que a lo largo del próximo año ralentizará sus inversiones, una vez ha dado por concluido el plan logístico correspondiente al periodo 2006-2008. La cadena gallega explicó que percibe oportunidades de crecimiento en los mercados donde ya está presente y que mantendrá el actual modelo de negocio a pesar de las difíciles circunstancias de mercado.

En cuanto a las aperturas realizadas en el pasado trimestre fiscal, Inditex inauguró 456 establecimientos, por encima de los 411 que abrió en el mismo periodo del año anterior. La mayor parte de los nuevos locales se concentraron en la principal cadena de la compañía gallega, Zara, de la que se pusieron en marcha 132 (un año antes fueron 140). Por detrás, se situaron Oysho (69), Bershka y Stradivarius (60) y Pull & Bear (46).

A finales de octubre, la multinacional alcanzaba los 4.147 establecimientos.