Sindicatos

Los pilotos respaldan en asamblea el endurecimiento del Sepla

La asamblea de pilotos de Iberia celebrada ayer en Madrid apoyó un endurecimiento de la línea de actuación de la dirección de su sindicato, el Sepla, ante las dificultades que el colectivo está encontrando para discutir su convenio colectivo.

Unos 1.000 profesionales suscribieron un documento en el que respaldan 'cualquier tipo de medidas que pueda adoptar la dirección de la sección sindical que encabeza Justo Peral.

Como parte de la escenificación de este desencuentro, el Sepla no acudió a una reunión para la negociación del convenio. Fuentes del sindicato dijeron que no están rotos los contactos pero sí 'fuertemente deterioradas'. El principal motivo de desencuentro es ahora el 'régimen disciplinario y las capacidades que el comandante tiene a la hora de garantizar la seguridad en el interior de la aeronave'.

Régimen disciplinario

'Es un problema de seguridad y de autoridad. En todas las compañías la máxima autoridad la tiene el comandante y la quieren rebajar por las presiones que sufren los pilotos cuando deciden no volar, porque el avión no están en condiciones, y aplican las sanciones más duras', dicen en el Sepla.

La dirección de Iberia replica que el desencuentro se debe a la exigencia de los pilotos de que se les reconozca un régimen disciplinario distinto al resto de trabajadores de la aerolínea. 'Nosotros aplicamos la normativa española y no vamos a crear una distinta para cada colectivo', recalcaron desde la compañía. Otro tema conflictivo son las protecciones laborales que el Sepla exige ante las inminentes fusiones. Quieren que se garantice su nivel actual de actividad.

El presidente de Iberia, Fernando Conte, reiteró ayer en Londres que la fusión con British sigue su curso.