Sector inmobiliario

Credit Suisse cree el precio de la vivienda en España caerá un 30%

El banco helvético Credit Suisse considera que los precios de las viviendas en España no sólo están cayendo ya sino experimentarán una mayor disminución en los próximos años. En concreto, prevén una "rebaja del 30% en términos reales".

"En nuestra opinión los precios de los pisos no sólo están ya cayendo, sino que estimamos que habrá una significativa reducción en los próximos años de un 30% en términos reales", reza el texto.

El informe señala que, a pesar de que las estadísticas oficiales del Banco de España y del ministerio de Vivienda indican un aumento del precio del 0,4% con respecto al año anterior, la realidad es otra. "Los precios a nivel nacional no han decrecido aún, al menos oficialmente, porque entre otras cosas, algunos vendedores potenciales han decidido mantener los precios, y el bajo número de ventas no refleja la disminución del precio".

Declive de las ventas

Credit Suisse toma como base de su argumento el declive de un 40% en las ventas de casas de segunda mano, y la caída total de las ventas del 27%, con respecto al año anterior, además, del incremento del tiempo de venta.

Asimismo, el informe señala que los precios en las casas de segunda mano han caído un 4% y un 8%, respectivamente, en Madrid y Barcelona "algo que muchos pensaban que nunca ocurriría".

"Las estadísticas se basan en los precios ofrecidos no en las ofertas concretas. En nuestra opinión las transacciones se cierran a un precio mucho más bajo", agrega el texto.

Credit Suiss, cree, además, que los precios seguirán cayendo a causa de la actual "sobrevaloración del mercado, del aumento del desempleo, y de las condiciones financieras más duras".

Los economistas de Credit Suisse consideran que la extendida concepción de que los precios se mantendrán porque los propietarios preferirán no vender antes de bajar el precio, está basada en un "error histórico sobre la creación del valor", cuyos orígenes el banco señala en "la ilusión del dinero, el monopolio de la ostentación del terreno, los costes de alquiler frente a los de adquisición, los bajos intereses, y la estabilización de los precios en un ambiente de baja inflación".

El informe pone de manifiesto que mientras se han construido 5 millones de casas en los últimos ocho años, el número de propietarios se ha incrementado en 3,7 millones, "por lo que hay 20 de las casas que están vacías, y existen 1,6 casas por cada propietario".

"Según nuestras estimaciones entre el 25 y el 30% de las nuevas casas que se construyeron en los últimos tres años fueron adquiridas con objetivos especulativos, por lo que estimamos que hay entre 1,5 millones y 2 millones de excedentes, que tardarán entre 3 y 4 años a ser absorbidas".