Charles Huang

'2008 no es un año de crisis en Huawei'

Responsable de la definición de la oferta tecnológica para operadores del quinto proveedor de redes del mundo.

Huawei fue fundada en 1988 como un pequeño negocio de conmutadores telefónicos en la localidad china de Shenzhen, al calor de la pujanza económica de la antigua colonia británica de Hong Kong. Hoy se ha convertido en el quinto suministrador de telecos del mundo, con 96.800 empleados y una cartera de pedidos en 2008 de 23.000 millones de dólares (19.166 millones de euros). Charles Huang habla del crecimiento imparable de la empresa, lejos ya de los tópicos que encorsetaban la imagen de la industria china.

Huawei ha firmado en 2008 más de la mitad de los contratos mundiales de telefonía móvil UMTS. ¿Las operadoras se rinden ante su precio o ante su tecnología?

No somos la empresa con los precios más bajos. Las operadoras de todo el mundo no deciden sobre sus proveedores de equipos simplemente basándose en un precio bajo. Escogen en función de un conjunto de valores que incluyen la calidad de los productos, los servicios asociados y la gestión de los proyectos.

¿Y qué ofrecen que no den otros?

En el proceso de construcción de una red, el equipamiento representa el 15% del coste total. El 85% proviene de la instalación y del uso y funcionamiento; por ejemplo, el alquiler del espacio, la energía, etc. Así que el aspecto crítico para las operadoras es cómo reducir ese 80% u 85% del gasto. Nosotros hemos proporcionado soluciones innovadoras que ayudan a las operadoras a reducir esos costes.

¿Qué tipo de equipos?

Hemos facilitado, por ejemplo, la solución de 'Nodo B distribuido' que reduce la necesidad de espacio. También hemos proporcionado soluciones de transmisión que facilitan la reducción de consumo energético y reducción de emisiones, facilitando a las operadoras un descenso del consumo eléctrico de entre el 30 y el 40%. Innovamos codo con codo con el cliente.

¿Cómo viven la crisis económica?

Estamos muy atentos a la evolución de la crisis financiera. Hasta este momento, los efectos de la crisis sobre el sector no se notan demasiado en nuestra actividad. Puede que más adelante frene las inversiones de las operadoras, pero los requerimientos de comunicación son muy sólidos y estables. En todas partes y en todo momento, la gente necesita comunicarse y los gastos de comunicación en cada familia no superan el 5% del total.

¿Cuál es la clave de su penetración en Europa?

En 2007 los contratos de venta en Europa alcanzaron los 1.708 millones de euros, y este año subirán a 2.500. Tenemos ya 2.600 empleados, el 65% locales. Estamos reforzando el ratio de localización y esforzándonos para que los trabajadores europeos se incorporen a puestos de dirección. Hemos establecido centros de I+D en Suecia y Alemania y hacemos proyectos de innovación en España con sendos centros en alianza con Vodafone y Telefónica.

20.000 trabajadores, propietarios

Desde que fue fundada hace dos décadas por su actual presidente Ren Zhengfei, el estatuto de Huawei es el de una empresa privada. Una rareza en el panorama de una China formalmente comunista. A finales de 2007, unos 20.000 empleados del fabricante tenían acciones, pero ninguno de ellos poseía una participación superior al 2% del capital. En el fondo, se trata de una de las mayores cooperativas que existen en el mundo. El órgano máximo de decisión es la asamblea de accionistas que, cada tres años, elige un consejo de 33 miembros. El órgano ejecutivo está constituido por 10 directivos.

Charles Huang afirma que 'nuestra situación financiera es muy buena'. El directivo explica que las fuentes de financiación de Huawei 'vienen principalmente del dinero que obtenemos de las operaciones con los clientes. También acudimos a los bancos comerciales internacionales'. La empresa no cotiza en ninguna Bolsa.