æscaron;ltima

Coches de alquiler para trayectos urbanos cortos

Daimler reparte 200 unidades del Smart para usar y dejar por la ciudad alemana de Ulm.

A mal tiempo, buena cara. Daimler está apostando por nuevos modelos de negocio de movilidad urbana para abrirse perspectivas ante las crisis financiera y climática. Distribuirá 200 Smarts por la ciudad alemana de Ulm que se podrán alquilar espontáneamente por 19 céntimos el minuto, 9,90 euros la hora, o 49 euros todo el día. Carburante, limpieza y seguro, incluidos. El concepto de movilidad futura del equipo Business Innovation de Daimler es similar al negocio de alquiler de bicicletas Call a bike de los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn.

Daimler está poniendo a prueba su nuevo concepto de movilidad para los centros embotellados de las ciudades. Una vez registrado en el servicio Car2go de Daimler, el cliente puede acceder libremente las 24 horas del día a cualquiera de los 200 Smart CDI repartidos por toda la ciudad. El coche se abre automáticamente en cuanto el conductor pasa su carné de conducir (dotado de un sello electrónico) por el dispositivo lector instalado en el parabrisas del vehículo. Una vez abierto, hay que poner el número clave personal en un display dispuesto en el salpicadero. El coche se poner en marcha. Se puede usar tanto tiempo como se quiera y dejar aparcado en cualquier punto de la ciudad. En aeropuertos y en estaciones de trenes, habrá aparcamientos reservados para Car2go.

Para reservar (hasta 24 horas antes) o para saber dónde están emplazados los vehículos se puede llamar por teléfono o entrar en internet. La idea es que estén ubicados a unos minutos a pie desde cualquier punto de la ciudad. Si se ha hecho una reserva previa, el cliente recibe un SMS, informándole sobre el emplazamiento del vehículo, unos minutos antes de la salida. Está equipado con un sistema de navegación y software que permite calcular la factura y saber dónde está el coche y si necesita carburante.

No se cobran cuotas o depósitos. Sólo se pasa una factura mensual por los usos realizados. Daimler se encarga de la limpieza y mantenimiento del vehículo. Y en el caso de que el cliente ponga gasolina -en la guantera está la tarjeta para repostar-, se le 'devuelve' el tiempo invertido, descontándoselo del siguiente recorrido. A través del ordenador de a bordo el cliente puede poner en marcha el sistema de navegación y ponerse en contacto con la central Car2go.

Se trata del primer concepto desarrollado por el equipo Business Innovation, creado hace un año por el jefe de Daimler, Dieter Zetsche, para desarrollar nuevas ideas en torno a la industria del automóvil y encontrar soluciones 'inteligentes, creativas, fáciles, seguras, baratas y sostenibles' al incremento del tráfico en las ciudades. Car2go participará en un sistema similar de coches de alquiler en París con 4.000 vehículos.

El alcalde de la ciudad de Ulm, Ivo Gönner, está entusiasmado con el proyecto. Sólo los taxistas no lo tienen claro. 'Sería nuestra ruina', ha declarado a la prensa alemana Ergün Senel, jefe del comité de empresa de la central taxista de Ulm. 'Habrá que evaluar si nos conviene seguir comprando Mercedes'. 40 de los 71 taxistas de la ciudad de Ulm llevan un coche de la marca con la estrella.