Investigación

Cascos declara que la denuncia de Sacyr es "una cortina de humo"

El ex ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos ha asegurado hoy que "nunca jamás ha sido autor de ningún mensaje de difusión masiva" y que la denuncia de Sacyr es "un ejercicio de cinismo para sustentar una cortina de humo y desviar la atención de los problemas" que tiene la constructora.

En unas declaraciones a los medios tras comparecer como testigo ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid, que investiga la difusión de injurias a Sacyr a través de un mensaje a móviles, Álvarez Cascos ha señalado que las dos premisas de la denuncia -alteración del precio de las cosas e injurias- "son falsas".

Así, ha insistido en que el argumento utilizado por Sacyr de que ese mensaje afectó a su cotización "no provocó la caída del valor", que ha mantenido una tendencia bajista desde principios de año, de forma que ahora cotiza a una tercera parte que a comienzos de 2008.

"Le viene de perlas"

Álvarez Cascos ha destacado que el nombre del Partido Popular y el suyo propio "le viene de perlas" a Sacyr para presentar la denuncia, dada la mala relación de la constructora con los populares y su vinculación al Partido Socialista, "de la que han hablado los medios de comunicación siempre".

Sacyr denunció el envío de mensajes con el texto: "Próxima suspensión de pagos de Sacyr Vallehermoso. El PSOE responsable de pactar inmunidad y pagar a los responsables de dicha compañía a cambio de aguantar hasta después de las elecciones. Zapatero se ha jugado el puesto. Pásalo".

Uno de los SMS habría sido enviado desde un móvil contratado por Aqualium Spain, una de las empresas del ex ministro, según avanzó ayer La Vanguardia. Fuentes jurídicas afirmaron que ya han declarado varias personas y que, por el momento, la fiscalía no se ha pronunciado sobre el origen del mensaje de móvil. Precisamente ayer, la compañía tecnológica mexicana Sofftek en España informó de que Cascos será su presidente.