Crisis económica

El Gobierno aprueba el 'Plan Renove' para el Turismo con una inversión de 400 millones

El Consejo de Ministros aprobó hoy el 'Plan Renove Turismo' con una inversión de 400 millones de euros destinados a obras de rehabilitación y de mejora de las infraestructuras turísticas para 2009. En una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, explicó que el plan de préstamos, dirigido principalmente a pequeñas y medianas empresas y aquellas empresas del sector que quieran modernizarse o rehabilitar sus establecimientos, se articulará a través de una línea de crédito a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Con la nueva línea ICO aprobada hoy se persiguen dos objetivos, "mejorar el nivel de infraestructuras a largo plazo y a corto plazo, propiciar un efecto anticíclico como consecuencia de la inversión pública y la privada inducida que lleva consigo".

De la Vega defendió que el Plan permitirá "elevar el nivel y atractivo de la oferta turística" de España y, en concreto, la calidad del producto para atraer a más turistas con capacidad de gasto, al tiempo que facilitará la internacionalización del producto mediante su promoción en el exterior e impulsará el turismo sostenible.

La vicepresidenta destacó que esta medida contribuirá a mantener el liderazgo de España, segundo país en turismo vacacional, y a fortalecer un sector que constituye una de las fuentes de riqueza de la economía española que aporta el 11% del Producto Interior Bruto (PIB) y representa el 12% de empleos directos. Además, subrayó que la campaña de promoción en los mercados internacionales servirá para dar una imagen consolidada del país como destino turístico y líder mundial.

Beneficiarios del plan

El Plan entrará en vigor desde el momento de la suscripción del convenio entre el ICO y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2009. El importe máximo a financiar será del 90% de la inversión neta y el límite máximo acumulado por beneficiario será el que corresponda aplicar al plazo de amortización elegido.

El Estado cederá esta financiación al cero por cien y el tipo de interés final aplicable al beneficiario será del 1,5%, margen que será establecido por las entidades de crédito.

Los plazos de amortización propuestos son cinco años sin período de carencia o con un período de carencia de un año para una inversión máxima de un millón de euros; siete años sin carencia o con carencia de dos años para un máximo de un millón de euros; diez años sin período de carencia o con carencia de tres años para un máximo de 660.000 euros y doce años sin carencia o con carencia de cuatro años para un límite de inversión de 660.000 euros.

Podrán acogerse a este Plan establecimientos hoteleros, apartamentos turísticos, campamentos turísticos y alojamientos rurales como empresas de restauración, de oferta turística complementaria o agencias de viajes.

Entre los criterios para su concesión se valorarán aquellas inversiones que contribuyan a incrementar el valor añadido del producto como "mejoras para la sostenibilidad de los establecimientos, en especial para el ahorro energético y la conservación y mejora del medio ambiente; inversiones encaminadas a la implantación de sistemas de calidad, mejoras de accesibilidad e implantación de nuevas tecnologías".

El Gobierno informó que el Plan responde a las necesidades del sector, porque persigue "mejorar el equilibrio entre el turismo y el entorno ambiental y urbanístico y adaptar la actividad turística al nuevo modelo turístico, a través de la diversificación del producto y segmentación de la demanda".