Compra

El británico Lloyds TSB acepta la fusión con su rival Halifax

Los accionistas del banco británico Lloyds TSB votaron ayer a favor de la compra por 12.200 millones de libras (unos 15.527 millones de euros) de su rival Halifax Bank of Scotland (HBOS), que se desplomó en Bolsa el pasado septiembre víctima de la crisis financiera.

Los accionistas apoyaron la propuesta del consejo de administración en una junta general que se celebró en Glasgow (Escocia), en la que también se votaba sobre una ampliación de capital con ayuda de fondos del Estado.

La fusión de Lloyds TSB y HBOS, que deberá ser respaldada también por los accionistas del segundo banco el próximo 12 de diciembre, creará el primer banco comercial de Reino Unido.

Según los términos de la adquisición, acordados, y renegociados posteriormente, con mediación del Gobierno -lo que permitirá soslayar al regulador de la competencia-, los accionistas del HBOS recibirán 0,6 acciones de Lloyds TSB por cada una de las suyas.

En cuanto a la ampliación de capital necesaria para llevar a cabo la fusión, el pasado 13 de octubre ambos bancos anunciaron que se acogían al plan de rescate propuesto por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis, lo que podría significar la nacionalización parcial de la entidad resultante, Lloyds Banking Group.

Concretamente, optaron por una solución mixta público-privada para recaudar un total de 17.000 millones de libras (20.230 millones de euros), por la que, si los accionistas no adquieren los títulos ofrecidos, será el Gobierno quien lo haga, además de comprar acciones preferentes. Si los accionistas no respondieran a la oferta, Londres acabaría poseyendo un 43,5% del grupo resultante.

Plantilla intranquila

Un grupo de empleados de ambas entidades se manifestó ayer al comienzo de la junta de accionistas de Lloyds TSB para pedir que se tenga en cuenta el futuro de la plantilla. La fusión podría dar lugar a una cadena de despidos.