Compra

DSM Deretil deja su filial española en manos de los directivos

DSM Deretil, líder en la fabricación de materias primas para antibióticos con instalaciones en Almería, Barcelona y China, se ha desligado de la multinacional holandesa DSM y ha quedado en manos de sus principales directivos, que acumulan el 90% de las acciones. El 10% del capital restante pertenece a la multinacional austriaca Sandoz. La firma, cuyo principal centro de producción se encuentra en Villaricos, en Cuevas del Almanzora (Almería), podrá ahora entrar en nuevas líneas de negocio como el cosmético o agroalimentario y se mantendrá además como proveedor de DSM. La filial española, según sus nuevos dueño, había dejado de ser un negocio estratégico para la matriz, lo que ha favorecido la operación.

La compra se ha materializado tras 17 meses de negociaciones con DSM, según han explicado en rueda de prensa Lluis Franquesa y José Cano, director general de Deretil y director del centro de producción de Villaricos, respectivamente.

La adquisición de estas acciones, de la que ya se informó a los 260 trabajadores del centro almeriense, permitirá reactivar la fábrica de Almería, así como postergar de finales de 2008 a junio de 2010 el cierre de dos de las seis plantas que la componen.

La medida se integra en el plan de reestructuración presentado en 2007 por DSM Anti-Infectives, con el fin de trasladar su línea de producción al centro Shangyu Deretil Yuntao, ubicado en China y compuesto por una plantilla de 140 empleados. Deretil no adoptará ninguna otra medida de reestructuración o deslocalización más allá de la anunciada en 2007, que afectará a una veintena de empleados, según ha asegurado Franquesa, quien ha trasladado el objetivo de la directiva de impulsar la fábrica de Villaricos para que continúe como referente mundial en la fabricación de materias primas para elaborar antibióticos.

Además de mantener las plantas de producción de Almería y China para la fabricación de cadenas laterales para los antibióticos, así como las dependencias comerciales de Barcelona, Deretil apostará en esta nueva etapa por la diversificación, para lo que podría potenciarse la colaboración de la compañía con la Universidad de Almería.

Los nuevos propietarios confían en poder seguir compitiendo en costes con países emergentes como China y la India y no creen que la crisis derive en consecuencias inmediatas para la empresa dada la 'estabilidad' de sus principales mercados.