Apoyo a las automovilísticas

El Gobierno y la Generalitat trabajarán juntos para salvar las plantas de Nissan

El Gobierno y la Generalitat catalana acordaron ayer crear una comisión para asegurar la viabilidad de las plantas de Nissan y futuras inversiones. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, espera que la Unión Europea (UE) tome a corto plazo medidas para afrontar la crisis del sector del automóvil.

El Gobierno y la Generalitat de Cataluña crearán este mismo mes de noviembre un grupo de trabajo para tratar específicamente la situación de Nissan. Ambas administraciones prevén incluir al propio grupo japonés en la comisión, que también prevé 'incorporar los temas laborales', según señaló un comunicado conjunto refiriéndose al expediente en negociación que afecta a 1.288 empleados.

La formación de esta mesa de negociación fue uno de los acuerdos alcanzados ayer en dos reuniones mantenidas por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, el de Industria, Miguel Sebastián, y el presidente de la Generalitat, José Montilla. Al encuentro también asistieron los responsables de Trabajo, Mar Serna, e Innovación, Josep Huguet. Al mismo tiempo que se celebraran las reuniones celebradas en el Palau de la Generalitat, unos 1.000 trabajadores de Nissan se manifestaban en la plaza San Jaime.

Los dos ministros y sus homólogos de la administración catalana acordaron estar en 'contacto permanente y buscar la implicación de la Unión Europea', según el mismo comunicado. Los contactos mantenidos ayer son una consecuencia del encuentro mantenido el pasado 5 de noviembre por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y José Montilla, para elaborar un plan integral del sector del automóvil. Asimismo, el Gobierno catalán se incluirá en la comisión creada con otras ocho comunidades autónomas para desarrollar las infraestructuras necesarias para la puesta en marcha del proyecto para fabricar un coche eléctrico en España.

Finalmente, los dos ministros y sus homólogos del Gobierno catalán coincidieron en que la Unión Europea (UE) debe comprometerse en apoyar este sector, 'que está afectado por la caída de ventas a nivel global'. En este sentido, Corbacho destacó al término de una conferencia previa pronunciada en Sabadell (Barcelona), su esperanza de que el próximo encuentro de jefes de Estado de la UE sirva para tomar medidas para afrontar la crisis que atraviesa el sector de la automoción que debe abordarse 'a nivel europeo'.

El titular del Ministerio de Trabajo justificó una decisión a nivel continental porque el 80% de los coches que se fabrican en España se venden en Europa. Ante la caída generalizada del mercado del automóvil, España 'tendrá que incorporarse a las medidas que se determinen en el seno de la UE', concluyó.