Petróleo

La OPEP rebaja con fuerza su pronóstico de demanda de crudo ante la crisis mundial

A raíz de la crisis financiera y económica mundial, la OPEP redujo hoy, por sexto mes consecutivo, su pronóstico sobre el crecimiento anual de la demanda mundial de crudo en 2008 y 2009, al cifrarlo en un 0,33% y un 0,57%, respectivamente.

En cifras absolutas, el Informe Mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) publicado hoy vaticina que el consumo mundial de crudo mediará en 2008 los 86,19 millones de barriles diarios (mbd), sólo 290.000 bd más que en 2007, lo que supone un crecimiento anual del 0,33%. Estas cifras suponen una rebaja de 260.000 bd respecto a las calculadas hace tan sólo un mes, cuando en términos porcentuales los expertos del grupo contaban con un crecimiento anual del 0,64%.

Al igual que la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la OPEP tuvo que hacer estas correcciones al registrar un fuerte retroceso de la demanda petrolera en las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La retracción es especialmente fuerte Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía), entre enero y octubre la demanda de crudo decreció en 1,2 mbd, la mayor caída desde 1980.

"Es prácticamente seguro que los mayores países de la OCDE se encuentran ahora en una fase sincronizada de recesión y el resto del mundo se ve afectado en un grado mayor de lo previsto inicialmente", señalan los expertos de la organización que controla casi el 40% de la producción mundial de crudo.

En el documento reconocen que, a pesar los esfuerzos de los gobiernos para solucionar la crisis, "la economía real parece ir de mal en peor" y la situación está impactando con fuerza en los mercados petroleros. Así, en 2009 la demanda de crudo crecerá casi sólo en Oriente Medio y Asia, donde China será responsable del 74% del aumento del consumo fuera del grupo de naciones industrializadas de la OCDE.

En consecuencia, la OPEP estima que la demanda mundial de crudo aumentará el próximo año sólo un 0,57% frente a la 2008, y se situará en los 86,68 mbd, cuando hace un mes contaba con un consumo medio de 87,21 mbd en 2009.

El documento recuerda que el deterioro de la coyuntura mundial, con las incertidumbres sobre los planes de Estados Unidos, el temor a la recesión y el nerviosismo en las bolsas marcó el mes de octubre en los mercados del petróleo, donde los precios se precipitaron a la baja en medio de una gran volatilidad.

En todo el mes pasado, el barril del crudo referencial de la OPEP se vendió a una media de 69,16 dólares, 27,69 dólares menos que su promedio en octubre, lo que supone una caída del 29%, la mayor registrada hasta ahora en un sólo mes.

El 24 de octubre, la OPEP decidió, en una reunión de emergencia en Viena, reducir su oferta en 1,5 mbd a partir del 1 de noviembre con el fin de detener el desplome de los precios, pero su barril ha continuado a la baja y se vendió ayer a 49,09 dólares.

"El impacto completo (de la decisión de la OPEP) requerirá tiempo para reflejarse en el mercado", se advierte en el informe. "En la situación actual de extrema volatilidad, se requiere una vigilancia más estrecha y frecuente del mercado", se añade.

La organización tiene previsto celebrar una reunión consultiva el 29 de noviembre en El Cairo y una conferencia extraordinaria el 17 de diciembre en Orán (Argelia), y no se descarta que decidan un nuevo recorte de su producción conjunta. Según el informe, el grupo bombeó en octubre una media de 32 mbd, 130.000 bd menos que en septiembre.