_
_
_
_
Viaje

La ciudad de la quinta estación

Düsseldorf, la localidad alemana situada a orillas del Rin, conjuga una elevada calidad de vida con un ambiente alegre y extrovertido y una gran afición por la vanguardia artística y cultural.

Panorámica de la ciudad de Düsseldorf
Panorámica de la ciudad de Düsseldorf

En Düsseldorf hay cinco estaciones, según sus habitantes. Aparte de las cuatro conocidas, en noviembre empieza la quinta: la de la juerga. Primero, el Hoppediz de San Martín; luego la Navidad; y finalmente, y sobre todo, el carnaval, uno de los más célebres y coloridos de Europa. Pero algunos sostienen que esta quinta estación dura todo el año, ya que los vecinos de Düsseldorf son especialmente extrovertidos y amantes del buen vivir. Eso sí, en esta ciudad la calidad de vida va unida a un elevado nivel cultural, en lo referente a arquitectura, moda, arte y tendencias.

Lo más novedoso es el proyecto MedienHafen (o Media Harbour, en inglés, como les gusta venderlo). Se trata de un ambicioso plan urbanístico para convertir toda la zona degradada del puerto fluvial en una milla dorada dedicada exclusivamente a empresas de creación, publicidad, arte y comunicación. Ya se han completado 15 hectáreas, en las que se han invertido 400 millones de euros. Otros 200 millones se han destinado a una segunda fase que abarca otras 11 hectáreas, mientras que en la tercera, ya avanzada, se invertirán 400 millones más. 1.000 millones en total, a pesar de la crisis.

Pero lo importante no son las cifras, sino la calidad del diseño. La tarjeta de visita de este nuevo sector urbano son tres grupos de edificios contiguos diseñados por Frank Gehry -uno blanco, otro metálico y otro de ladrillo rojo-, llamados 'casas en movimiento'. Arquitectos de prestigio firman otro medio centenar de proyectos que, en la mayoría de los casos, son edificios de nueva planta. Sin embargo, también se han aprovechado antiguos almacenes portuarios, molinos o una histórica fábrica de cervezas. Al margen de la arquitectura, el Media Harbour se ha convertido en el nuevo centro de gravedad del ambiente de la ciudad, gracias a sus bares y restaurantes de diseño, hoteles, tiendas, terrazas y las impagables vistas sobre el Rin y la ciudad antigua que ofrece la zona.

Este ambicioso proyecto viene a coronar la vocación artística de Düsseldorf, donde existen más de 100 galerías de arte de prestigio internacional. En la Kunsthalle (Academia de Arte) se formaron artistas de la talla de Joseph Beuys, Gerhard Richter o Jörg Immendorff. Junto a ella se encuentra el Kunstverein (destinado al arte regional); y enfrente, lo que llaman K20 (colección de arte del siglo XX), que tiene su segunda parte en la K21 (arte del siglo XXI), situada más lejos, en un parque, en un palacio llamado Ständehaus que fue muy dañado durante la guerra y ha sido recompuesto como una brillante pieza de arquitectura de vanguardia. Otro proyecto singular es el KIT (siglas de 'Arte en el Túnel'), que aprovecha un espacio subterráneo entre los túneles del tráfico a orillas del Rin.

Düsseldorf es una ciudad palpitante, ideal para una escapada otoñal, aunque en realidad no es tan moderna. Fue fundada en 1288 a orillas de un pequeño afluente del Rin, el Düssel, pero el 85% de su casco urbano quedó destruido en la Segunda Guerra Mundial. Sólo sobrevivieron un núcleo cálido de antiguos edificios y callejas -entre ellas la Kurze Strasse, o 'calle corta', que paradójicamente es 'la barra más larga del mundo' por sus numerosos bares- y un bulevar, el Kö (Königsallee), sólo comparable a míticas arterias como la Quinta Avenida de Nueva York o los Campos Elíseos parisinos(por cierto, Napoleón llamó a Düsseldorf 'un París en miniatura').

Guía para el viajero

Como irLufthansa tiene un vuelo diario y directo entre Madrid y Barcelona y Düsseldorf, a partir de 99 euros ida y vuelta. La oficina local de turismo ha lanzado la oferta Dos días en Düsseldorf à la card, consistente en una noche de hotel con desayuno, una WelcomeCard (que permite transporte gratuito, entrada a museos y otros descuentos). A partir de 49 euros. (Welcome@duesseldorf-tourismus.de).DormirEl Steigenberger Parkhotel (+49 211 1381-0, Königsallee 1; www.steigenberger.com), fue el primer edificio que se construyó en la Königsallee y conserva todo el encanto de la belle époque. Habitación doble entre 185-550 euros. El Businee Wieland Hotel (+49 211 7202 851, Wielandstrasse 8) es un moderno hotel de diseño en pleno centro, con habitaciones dobles a partir de 58 euros.ComerEl restaurante Meerbar (+49 211 3398 410, Neuer Zollhof 1, www.meerbar.de), alojado en uno de los edificios de Frank Gehry, con comida sofisticada y terraza sobre el Rin. El Zum Schiffchen (www.brauerei-zum-schiffchen.de) es uno de los locales más afamados del casco antiguo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_