_
_
_
_
Energía

Zapatero desecha la propuesta de la CNE de subir un 31% la tarifa eléctrica

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero desechó el viernes la propuesta elaborada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para subir la factura eléctrica una media del 31% en 2009 por estar 'alejadísima' de los objetivos del Gobierno. El regulador, además, defiende que las tarifas de acceso a la red eléctrica se incrementen un 92% de media.

El Gobierno y la Comisión Nacional de la Energía (CNE) vuelven a chocar a propósito de las tarifas eléctricas, tal y como viene sucediendo en las últimas revisiones del precio de la luz. Sin embargo, en esta ocasión, el desencuentro se ha expresado de manera contundente.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desechó la propuesta aprobada por el consejo de la CNE de elevar un 31% de media las tarifas eléctricas integrales (la que pagan la gran mayoría de los consumidores domésticos) en el primer trimestre de 2009. Zapatero afirmó que estas cifras están 'alejadísimas' de los objetivos del Gobierno. 'No merece la pena ni que se tome en consideración' el informe, apostilló al término del Consejo extraordinario de la UE, en Bruselas.

En la misma línea, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, calificó la sugerencia de 'barbaridad'. 'No me parece una propuesta seria. La CNE hace informes muy variopintos', señaló, informa Efe.

El déficit de tarifa de 2008 será un 41% superior al previsto inicialmente

El informe elaborado por el regulador no es vinculante y la última palabra sobre cuánto se encarecerá la factura eléctrica a partir del próximo 1 de enero la tiene el propio Ejecutivo. De hecho, el Departamento que dirige Sebastián ha desatendido las últimas sugerencias de la Comisión sobre este tema. El organismo que preside Maite Costa propuso a Industria una subida de la tarifa eléctrica del 11,3% para el tercer trimestre del año y de entre el 2,8% y el 10,4% para el último trimestre. El Gobierno sólo aprobó un alza del 5,6% en el primer caso y congeló las tarifas en el segundo.

La proposición aprobada el viernes por el consejo de la CNE tiene como base la revisión que también ha hecho de las llamadas tarifas de acceso (ATR), que sólo se actualizan una vez al año. Estas tarifas son las que pagan quienes usan las redes de transporte y distribución de energía eléctrica y afectan, básicamente, a las comercializadoras eléctricas y a las empresas que compran la energía directamente en el mercado libre.

En las tarifas de acceso, además, se incluye el pago del tan traído y llevado déficit de tarifa, es decir, el desfase entre el coste real que tienen las eléctricas por producir electricidad y los ingresos que, al final, perciben a través de la factura eléctrica. Según los cálculos de la CNE, este se año se cerrará finalmente con un déficit de 6.716 millones de euros, un 41% por encima de lo que se había contemplado inicialmente.

El organismo prevé que en 2009 la demanda de electricidad crezca un 1,9%, hasta los 290.200 gigavatios hora, en un escenario 'moderado'. Esto provocará unos costes de acceso estimados en 14.605 millones de euros, impulsados sobre todo por un aumento de las subvenciones a las energías renovables y de la retribución a la actividad de distribución. Para cubrir estos costes adecuadamente y evitar un nuevo déficit como el de 2008, la CNE defiende que las tarifas de acceso se encarezcan un 92% de media.

En 2008, para no acometer una subida significativa de las ATR, el Ejecutivo optó por admitir de entrada que se produciría un déficit de 4.750 millones. Al final, con las tarifas de acceso que aprobó para este año apenas se recuperará un 52% de los costes de acceso que tendrá el sistema (unos 5.000 millones). El regulador recuerda que reconocer este déficit ex ante cada año sólo 'lleva a diferir su cobro en ejercicios tarifarios futuros'.

El PP pide sensatez

La portavoz del PP en materia de consumo en el Senado, Carmen Riolobos, exigió el viernes al Ejecutivo socialista 'prudencia y sensatez' ante la propuesta de la CNE, que tachó de 'atropello a la maltrecha economía de los consumidores'.

Rechazo de las asociaciones de consumidores

Las asociaciones de consumidores consideran un 'despropósito' que la CNE proponga una subida de la luz del 31% y creen que está 'fuera de lógica y es aún más grave' por producirse en un contexto de crisis. Según la OCU, la medida supondría un encarecimiento de 184 euros al año en la factura eléctrica de un consumidor medio. Desde Facua-Consumidores en Acción, expresaron su temor a que el informe sea un globo sonda impulsado por el Gobierno para, finalmente, subir la luz algo menos pero de manera 'desproporcionada'. Para la UCE, son las eléctricas las que están usando a la CNE para presionar a Industria. Finalmente, la CECU propuso una mesa de diálogo multilateral para ajustar las tarifas progresivamente.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_