Finanzas

BBVA cierra el 90% de las oficinas de su filial Dinero Express

BBVA ha decidido reducir en un año la red de Dinero Express de 130 a 15 locales. El grupo tiene la intención de reubicar a los 230 empleados de esta filial en cinco centros de atención telemática, pero esto puede requerir a algunos trabajadores mudarse de provincia. El negocio con inmigrantes se desarrollará a través de los canales tradicionales del grupo.

Borrón y cuenta nueva. BBVA se replantea su negocio con inmigrantes. El grupo que preside Francisco González ha decidido reducir a lamínima expresión la red de Dinero Express, su filial especializada en este segmento de clientes. Si a mediados de año ésta contabilizaba 130 oficinas, en breve no dispondrá de más de 15 locales.

El grupo opta ahora por canalizar el trato con trabajadores foráneos a través de su red tradicional de agencias (3.484 en septiembre), los cajeros automáticos, la banca telefónica e internet. Lamatriz cuenta con 600.000 clientes inmigrantes. A estos se suman los 130.000 de Dinero Express, cada uno de los cuales tiene tiene contratados, de media, tres productos financieros del banco.

BBVA decidió crear una filial especializada en 2002, pero no le dio especial impulso hasta 2005.De acuerdo con el informe de 2007 del grupo, la compañía BBVA Dinero Express, SAU, anotó un resultado de 613.000 euros ese año; mientras que Dinero Express Servicios Globales, SA, perdió 6,8 millones de euros.

BBVA 4,79 -0,38%

A estas cifras viene a sumarse ahora la crisis económica. El incremento del paro se ceba especialmente en el colectivo inmigrante. Ejemplo de ello es el descenso de los giros en España. En el primer trimestre los trabajadores extranjeros enviaron 1.872 millones de euros, un 2,3% menos que un año atrás, mientras que en el segundo la bajada fue más pronunciada: un 7,3%, hasta 1.774 millones, según el Banco de España. Iñigo Moré, analista del centro de estudios Remesas. org, estima que las remesas caerán a tasas de dos dígitos en la segunda mitad del año.

Dinero Express tenía locales en Madrid, Cataluña, Andalucía, Baleares, Canarias, Valencia,Murcia, País Vasco, Navarra y Aragón, donde trabajaban unas 230 personas. El grupo estudia cómo reubicar a estos empleados, si bien esto planteará dificultades porque las 15 oficinas que se mantienen -de las que treson del modelo DUO- estarán ubicada en Madrid y Cataluña. De forma complementaria, BBVA abrirá cinco centros de atención telemática donde recolocará a los trabajadores afectados. Estas instalaciones estarán en Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Murcia.

BBVA no es el único grupo bancario español que decidió crear una entidad especializada para atender a inmigrantes. Banco Popular dispone de una filial llamada Mundocredit, que al cierre de marzo, contaba con 59 oficinas, 20.000 clientes y 48millones de euros de negocio.

Aunque posee la remesadora Latinoenvíos, Santander canaliza la actividad con ciudadanos foráneos a través de su red normal de oficinas. Al igual que Caja Madrid y La Caixa, que prefirieron no establecer un canal étnico específico. Banesto, que compró en 2004 la agencia de envíos de dinero Cambios Sol, se desentendió del negocio de giros amediados de este año. El pasado julio vendió esta remesadora aMoney Gram.

Las remesadoras de España y América Latina se asocian para hacer lobby

Las agencias de envíos de dinero de ambos lados del Atlántico unen sus fuerzas para hacer oír su voz. Ayer se constituyó en la Casa de América de Madrid la Asociación Iberoamericana de Remesadoras (AIR).

"El primer objetivo es defender los derechos de nuestros miembros", explicaba ayer a CincoDías el presidente de la organización, Enrique Fernández Cardellach. "En los últimos años nos encontramos, sobre todo en España, que cada vez que se abre un foro de opinión o para legislar, las remesadoras son las últimas invitadas. Nuestra intención es que se nos tenga en cuenta al discutir ciertos temas", indica.

La AIR nace con 15 socios provenientes de España, Uruguay, Ecuador, Bolivia y Paraguay. Entre estos figuran la patronal nacional de agencias de envíos de dinero (Anaed) así como empresas como Safe Interenvíos, Telegiros, Money Express Transfer (MET), Mundial Money Transfer, I Transfer, Changepoint y Ría Envía. El domicilio de la AIR queda fijado en Madrid. Los componentes de su junta directiva serán nombrados por un año, pudiendo ser reelegidos de forma indefinida por periodos iguales.

Entre las actividades que realizará la asociación se encuentran, según sus estatutos, participar en el proceso de emisión de normas reguladoras en los países de origen de las entidades asociadas, defender los intereses de sus miembros frente a las prácticas desleales o abusivas realizadas por personas o entidades que operan o participan en este sector de actividad y colaborar con las autoridades para la prevención del blanqueo de capitales. Fernández Cardellach admite que las agencias de envíos de dinero perciben la crisis económica. "Es claro que han bajado tanto el número de operaciones como el importe transferido". Y añade, "el paro preocupa, pero aunque sube el número de desempleados entre los inmigrantes, también se incrementa el de ocupados porque llega más gente".